No hagas lo que los demás hacen, haz lo que los demás quisieran hacer y no se atreven.

¡Comparte en tus redes!

¿Quién no se ha visto envuelto en un sueño guajiro que en realidad resulta no ser tan guajiro? Tal vez un viaje fuera del país o un trabajo nuevo lejos de esas personas que sólo retrasan tu crecimiento laboral. Muchas de esas veces lo único que necesitas es tener tu sueño bien claro y poner manos a la obra.

No dejes que las personas te desanimen porque ellas no han podido hacerlo y tampoco comprometas tu sueño por cosas que en comparación con tu sueño, no tienen relevancia. Por ejemplo no gastes los ahorros que tienes destinados para comprar una casa en una televisión, una lavadora o cualquier otro artículo. Ese dinero debe de ser intocable o de lo contrario tu sueño guajiro jamás se hará realidad.

Puede que lleve mucho tiempo hacerlo realidad, o puede que resulte no ser tan complicado como parecía, pero es importante que en ningún momento desistas.

Sé que tú puedes. Anda, te lo mereces.