¡Comparte en tus redes!

¡No la riegues! Señales de que desesperas a tu novia

¡No la riegues! Señales de que desesperas a tu novia

¡No la riegues! Señales de que desesperas a tu novia

Cuando estás en planes de conquista te dicen que no actúes como desesperado, pues a las chicas no les gustan los chicos así, pero también debes de tener cuidado de no ser tan desesperado cuando ya tienes una novia, pues en lugar de enamorarla más podrías causar el efecto contrario.

Seas hombre o mujer, puedes llegar a desesperar a tu pareja si esta es una persona muy independiente y que disfruta su independencia. La privacidad y el espacio son factores clave para una relación exitosa. Aquí algunas señales que te dirán si desesperas o no a tu pareja, evítalas.

1.- Lluvia de mensajes. No bombardees tanto a tu pareja con mensajes de texto y whatsapp, inbox y demás cosas por haber, un mensaje puede ser lindo, pero si insistes mensaje tras mensaje puedes verte desesperado o puedes llegar a desesperar. Recuerda que tu chica también tiene cosas que hacer.

2.- Visitarla a diario. Es cierto que estás enamorado y te sientes bien a su lado, pero no tienes que estar con ella todos los días, haz que te extrañe, es mejor a hacer que se canse de ti.  Ella puede preguntarse si estás descuidando tu trabajo, si no tienes amigos o si eres capaz de quitarle su tiempo.

3.- Quieres ganar siempre. Desesperas a tu novia cuando siempre quieres ser superior, tener la razón o hacer que las cosas se resuelvan a tu favor, a veces es mejor ceder y hacerla sentir más feliz.

4.-  La condicionas. Cuando pones condiciones la obligas a elegir, la pones en una situación difícil, incómoda y desesperante. Ten cuidado, porque podría elegir dejarte fuera de su vida.

5.- Eres controlador. Si tu chica es muy inteligente se pondrá a pensar en el futuro que le espera estando a tu lado y pensará que eres una persona con quien no le conviene estar, así que mejor busca otras formas de solucionar el problema.

6.- Ser un hombre metiche. Hombres y mujeres necesitamos tiempo a solas o tiempo con nuestros amigos, sin nuestra pareja. Si te invitas solo no estás respetando su espacio. Si te presentas sin previo aviso o cuando no te invito, ¡olvídate!, te estás equivocando. Es bonito sorprenderla, pero es malo estar de encimoso.

7.- Interrogatorio policíaco. Es bonito que te intereses en tu pareja y le preguntes cómo le fue en el día, pero exigir detalles de cada acontecimiento es cansado y fastidioso. Imagínate tener que darle explicaciones a alguien por el resto de tu vida. Si te duele que no te cuente las cosas podrías estar a punto de que te terminen, todos necesitamos privacidad y guardar algunos secretos.

¿Te estás aferrando a una relación que te hace daño? Descúbrelo en este enlace.

Trucos infalibles de un seductor exitoso, aquí.

Cómo hablar con tu pareja de lo que te gusta en la cama, aquí.