¡No las tires! ¡Aprovecha las cáscaras de los cítricos!

¡Comparte en tus redes!

Es por todos sabidos que los cítricos son ricos en fibra y vitamina C, por lo que son excelentes aliados de tu salud. Sin embargo, ¿qué haces con las cáscaras de las naranjas o limones que usas diariamente? ¿Las tiras? Si es así, será mejor que la próxima vez lo pienses dos veces, pues esos desperdicios podrían ser realmente útiles en casa.

De hecho, puedes sustituir algunos de los productos que usas en tu hogar con un par de cáscaras de naranja. Esta opción no sólo es ecológica, sino que te ahorrarás una buena suma al final del mes.

Para que te des una idea de todo lo que puedes hacer con las cáscaras de los cítricos, aquí te dejamos unas ideas:

  • Zapatos. Si tienes un par de zapatos, sobre todo deportivos, que han comenzado a oler mal, te sugerimos que cada noche coloques dentro de ellos la mitad de una cáscara de naranja. Este producto se caracteriza por absorber los olores, así que a la mañana siguiente tus zapatos estarán como nuevos. Eso sí, no uses las cáscaras por muchos días, pues al cercarse pierden sus propiedades.
  • Azúcar. Habrás notado que el azúcar mascabado tiende a apelmazarse después de unos días; sin embargo, puedes evitarlo si colocas un par de cáscaras de cítricos en el recipiente del endulzante.
  • Acero inoxidable. Para eliminar las manchas y dar brillo a los artículos hechos con este material, debes quitar en primer lugar la suciedad visible en la superficie del objeto con un paño. Posteriormente, frotarás la parte exterior de la cáscara de cítrico contra el artículo. Los resultados te encantarán, pues hasta los malos olores desaparecerán.
  • Limpiador. ¿Cuántos productos has visto el supermercado que contienen jugo de naranja o limón? La razón es que estos productos son excelentes para limpiar y desodorizar. Así que para que no gasten en miles de productos, puedes preparar tu propio limpiador multiusos.  Sólo necesitas 1 vaso de vinagre blanco, 2 cucharadas de bicarbonato de sodio y las cáscaras de un limón y una naranja. Limpia las cáscaras y córtalas en cuadros pequeños. Después, colócalas en un frasco de cristal, al que agregarás el vinagre y el bicarbonato. Remueve bien la mezcla y déjala reposar por 10 días en un lugar oscuro. Transcurrido ese tiempo, podrás emplearlo cuando lo desees.
  • Hielo. Eres de esas personas que les cuesta mucho trabajo beber agua sola, te tenemos una solución. Puedes hacer unos cubos de hielo especiales para enfriar el líquido. Sólo tienes que agregar cáscaras de naranja y limón a cada depósito de la charola de hielos, antes de meterlas al congelador. Las cáscaras le darán sabor al agua, sin afectar sus propiedades.

¿Conocías alguno de estos usos de las cáscaras de los cítricos?