¡Comparte en tus redes!

No llega antes el que va más rápido, sino el que sabe a dónde va

Por increíble que parezca, un gran porcentaje personas no pueden verse así mismas en 5, 10 o 20 años en el futuro. Se puede ver la siguiente quincena o las próximas vacaciones, pero no piensan dónde van a estar más allá de aquella hermosa playa en el mes de diciembre. Esa no es una manera sensata de vivir. No importa cuánto entusiasmo y empeño pongas en lo que haces, si no tienes una meta fija en mente difícilmente vas a llegar a un lugar relevante para ti.

torre

No llega antes el que va más rápido sino el que sabe a dónde va

Te pido que en algún momento del día cierres los ojos y medites quién serás cinco años en el futuro. No sólo le des forma a tu vida, date forma a ti mismo, pero no quiero que te veas a groso modo o que te centres en lo material, quiero que seas meticuloso y detallista. Piensa cómo serás físicamente y si tienes control de ello, pues podrías comenzar desde hoy mismo; por ejemplo tu peso ideal y cómo es que lo lograste. Piensa en los nuevos hábitos que has adquirido con la madures que los años te han proporcionado.

Pregúntate cuál será el trato que la gente tendrá contigo y por qué, pero no olvides pensar en cómo es que tú tratas a todo el mundo. Imagina nuevas amistades; sorpréndete con todo eso que están por contarte y sorprende a aquellos viejos amigos con todo eso que has aprendido en los últimos cinco años. Al final de este ejercicio ya tendrás una idea más clara de hacia dónde te diriges y de qué hay que hacer para llegar ahí. Escríbelo en una hoja para que no pierdas de vista tu nuevo objetivo.

Ahora sabes a dónde va tu vida. A dónde te conduces.

Todo está en los detalles.

Kris Durden