¡Comparte en tus redes!

No seas mal pensado y ponte en sus zapatos

Leonel CastellanosClásico. Te dicen algo que no va contigo y te sientes ofendid@, te cancelan una cita y sientes que no tienen respeto por tu tiempo, no te hacen caso o no te contestan una mensaje y sientes que tienes algún problema y que algo esta mal contigo, pasa todos los días, a todas las personas, en todo el mundo. Es en esos momentos que aparece tu “traidor interno” y te dice al oído: “¿Ves? te lo dije, no te quiere porque estás gord@, enan@, pobre, demasiado flac@, muy [email protected], o quién sabe qué más se le ocurra. Y tú, le crees.

Pero.. ¿sabes qué? No es cierto.

Muchas veces no es cierto que el problema seas tú, muchas veces lo que pasa es que no te pones a pensar el porqué de la forma de actuar de la otra persona.

Como por ejemplo, mandas un whatsapp, te aparece la maldición de la doble rayita azul o la R (de read = Leído) y como no te contestan empiezas a arder en llamas por dentro. Te dices: “¿Ya me leyó, y ¡no me contesta!, ¿por qué?”, Traidor interno empieza a trabajar y se inventa 6 películas de terror tituladas: “Ya no te quiere”, “Te ignoró por ser como Bridget Jones”, “Está con otro, tu eres un looser”, “Le vales tres hectáreas de queso”, “Todo ha sido una farsa” y “Infidelidad en América 2”

Para terminar de amolar la cosa: Te enojas, le confrontas, se pelean, fracturas un poco la relación, la otra persona piensa que te has vuelto loc@, hasta que finalmente te quedas sin esa persona por culpa de tus alucinaciones y el talento filmográfico de tu traidor interno. Brillante.

Así que mis chiquilines aquí les voy a dejar 5 tips puntuales y certeros para que ya no te metas el pie su solit@ por ser malpensado negativo y aprendas a usar estas situaciones a tu favor. Put atenshon:

  1. Piensa primero en que situación se encuentra el receptor de tu mensaje: Qué está haciendo, esta ocupad@, si está con su jefe o sus padres, etc
  2. No reacciones asumiendo, espera a poder comunicarte y saber por qué no te contestaban antes de gritar, patalear, empujar, enojarte o perder pelo.
  3. Escoge tus peleas. ¿Vale la pena discutir, enojarse o armarla de jamón tomando en consideración todo lo que esta pelea podría afectar? Tal vez para ti solo es una discusión pequeña y aclaración de algo que te molestó, pero para la otra persona podría ser motivo de salir corriendo tomando en consideración el punto 1.
  4. Recuerda que estar o lograr estar en una relación implica cientos de cosas y por eso siempre es muy útil tener una buena estrategia, pensar antes de actuar, no reaccionar con el estómago y ser
  5. Ponte en sus zapatos, tenis, chanclas, tacones y calcetines… siempre.
Leonel Castellanos