¡Comparte en tus redes!

No pretendas que tu pareja piense como tú

No pretendas que tu pareja piense como tú

"Pero si yo lo hago, ¿por qué él no?", una típica frase de un matrimonio joven que empieza a acoplarse a una vida nueva. Tú y tu pareja tienen hábitos muy distintos, cada quien trae mucho de su familia a este nuevo núcleo familiar, así que es normal que haya diferencias. ¿Qué hacer cuando esto ocurre?

Lo primero que tienes que entender es que no todas las personas son como tú, cada quien lava el baño, los trastes, o trapea de forma diferente, tú lo haces como te enseñó tu mami y tu pareja lo hace como le enseñaron en casa, eso no significa que te lleven la contraria o que lo estén haciendo mal, simplemente son estilos diferentes. Lo que es indispensable en tu reciente vida matrimonial es un brebaje mágico de tolerancia y comprensión, acompáñalas con un poco de expresiones de amor y de respeto, pues maridos y esposas necesitan escuchar palabras de amor y de respeto, esa es una buena base y un buen comienzo para poder comunicarte correctamente sobre las cosas que te gustan, las que no entiendes y las que podrían mejorar.

Vamos a agregar un ingrediente más a tu pócima: La comunicación. La comunicación es una excelente aliada para evitar los malos entendidos, rencillas, roces o bien para corregir algo que se haya hecho mal. Si hay algo que de verdad creas que está mal y pienses que es necesario corregir, háblalo, no pierdes nada al comunicarlo. Las mujeres hablan con más frecuencia en comparación de los hombres, pero para los hombres también es importante la comunicación, ellos necesitan saber qué pasa por tu cabeza porque simplemente no pueden leer tu mente, así que no pierdes nada con decirle qué no te gusta. Si ambos se comunican sabrán cuáles son las cosas que desea el otro y cuáles son las cosas a evitar. En un conflicto participan dos, a veces ganarás más cediendo.

10 armas de las resbalosas y 10 antídotos para alejarlas, aquí.
7 cosas que un hombre busca en una mujer, aquí.
Grandes ventajas de ser mujer, aquí.