¡Comparte en tus redes!

¿No sabes de qué color pintar tu casa? Te damos algunos tips

pintar_casaAsí que has decidido remodelar tu casa. ¿De cuánto dinero dispones para cumplir con la descomunal tarea? En caso de que tu presupuesto sea reducido, podrías limitarte a cambiar el color de las paredes.

Si escoges adecuadamente los tonos que mejor vayan con el estilo de tu casa, la iluminación de cada cuarto, y los muebles, seguramente lograrás que el cambio sea radical. Todo ello sin invertir grandes sumas de dinero.

Para que te sea más fácil elegir los colores para pintar cada habitación, aquí te dejamos algunos tips:

  • Aunque la cocina, la sala, el baño y demás habitaciones estén pintadas de diferentes tonos, recuerda que forman parte de un todo, y por tanto los colores deben combinar.
  • Evita utilizar colores oscuros en habitaciones pequeñas, pues harás que luzcan más reducidas. Este tipo de tonos van mejor con las estancias amplias.
  • El amarillo, el naranja y los tonos ocres son ideales para las habitaciones pequeñas y/o con poca iluminación natural.
  • Aunque el blanco es una opción segura, jamás debes pintar tu casa de este color si tienes pocos objetos decorativos y tu mobiliario es liso, pues sólo lograrás que todo se vea plano.
  • Dado que se les considera colores relajantes, el azul y el verde son perfectos para los dormitorios. Recuerda que cada uno tiene una amplia gama de tonos, por lo que no forzosamente debes recurrir a los pasteles.
  • Si te gusta mucho el rojo, puedes emplear este color para pintar las paredes de habitaciones en las que quieres plasmar algo de energía, como la entrada de la casa o la cocina. Nunca lo uses en las recámaras, pues es demasiado estimulante.
  • Jamás sigas las tendencias de decoración. Es mejor que elijas colores que prevalezcan, como los azules, índigos, gamas de grises y blancos, y los colores pasteles.
  • Antes de pintar, haz una prueba en una hoja de papel blanca. Pégala a la pared y evalúa cómo se ve con la luz de la mañana, la tarde y la noche. Espera un par de días y decide si es el color que quieres usar o no.

A menos que tengas prisa por terminar con la remodelación, lo mejor será que te tomes el tiempo necesario para decidir cuál es el color que más te gusta. No querrás terminar con paredes fluorescentes o amarillo canario, sólo porque no te diste la oportunidad de evaluar tus opciones.

 

¿No sabes pintar? No te preocupes, aquí te mostramos la técnica exacta.