¡Comparte en tus redes!

No te conviertas en un "Yes Man"

No te conviertas en un "Yes Man"

No te conviertas en un "Yes Man"

Tus jefes quieren verte progresar, pues tus logros son sus logros, si tu caminas bien y vas escalando éxitos ellos tienen éxito en su área y quedan bien con sus jefes. En otras palabras no les importas tanto tú (pues ni que fueras de su familia), sino lo que haces, por lo tanto no escatimarán en darte nuevas responsabilidades, pedirte más favores o un poco de trabajo extra sin importar tu calidad de vida o tu nivel de estrés.

Es en esta parte de la relación con tu jefe en donde tienes que poner un alto, no tanto porque desees estar de flojo, sino más bien por bien de tu propio trabajo. Tu jefe te pedirá cada vez más, pero hacer más conlleva sacrificar calidad por cantidad, y ese sacrificio te perjudicará con el tiempo, no harás las cosas bien y tu rendimiento se verá afectado. Además, si otras empresas o el propio departamento de Recursos Humanos no encuentra calidad en ti, difícilmente podrías aspirar a ascender de puesto, conseguir una buena oferta de trabajo u obtener una recomendación para otra empresa.

¿Viste la película "Yes Man"?, el personaje protagonizado por Jim Carrey se mete en problemas por decir sí a todo. No siempre es bueno tener disposición para un trabajo extra, eso implica quedarte más tiempo en la oficina, sacrificar proyectos personales y, como ya lo habíamos dicho, ¡la calidad de tu trabajo!

Desde luego hay cosas impositivas a las que no puedes negarte, pues son órdenes de tu superior, pero cuando las cosas entren en categoría de un favor o una petición, puedes decir frases como: "No puedo, necesito entregar este otro trabajo para hoy y considero que es importante", "seguramente, pero lo tendría listo en dos semanas, no para mañana", "Si urge mucho esto que me está pidiendo, aconséjeme, ¿este otro proyecto lo detengo?". Si le dejas en claro a tu jefe las cosas que debes hacer posiblemente tenga empatía y tome acciones para que tu chamba no sea tan pesada.

Recuerda, es bueno tener disposición en el trabajo, pero no exageres, date oportunidad para decir "no".