¡Comparte en tus redes!

No te olvides de leer la letra pequeña

contrato_letra_pequenaLo entendemos. Estás realmente emocionado por haber obtenido el trabajo de tus sueños. Sobre todo, si tomamos en cuenta que llevabas varios meses desempleado, pero eso no es justificación para que no leas el contrato que tienes enfrente.

En el mejor de los casos, no leer tu contrato de trabajo de principio a fin, no tendrá mayores consecuencias; sin embargo, no saber los términos en los que estarás laborando, puede provocarte grandes problemas. ¿Estás seguro de que te darán todas las prestaciones que te prometieron? ¿Y si resulta que tendrás más obligaciones de las que te mencionaron?

Parece una tarea titánica, sobre todo si no tienes el hábito de leer este tipo de documentos, pero debes recordar que está en juego tu futuro laboral inmediato y tu sustento, ¿o vives de aire?

No importa cuántas hojas sean. Debes leer cada apartado, cláusula, inciso y poner especial atención a la letra pequeña. Te sorprenderá descubrir toda la información escondida en esos apartados, como las condiciones que debes cumplir para tener derecho a vacaciones o a recibir prestaciones.

De hecho, los especialistas en capital humano recomiendan revisar estos aspectos:

  • Remuneraciones. Asegúrate que el pago que recibirás sea el mismo que te ofrecieron, y en caso de que tengas derecho a bonos o vales, estés conforme con las condiciones en las que se te entregarán.
  • Horarios. Parece bastante obvio, pero debes consultar todos los detalles sobre el horario en que trabajarás. La política que tiene la empresa sobre la puntualidad y los retardos, así como las incapacidades y permisos extraordinarios.
  • Duración. La mayoría de las empresas otorgan contratos de tres meses, los cuales pueden renovarse automáticamente al término del periodo, por lo que debes prestar atención a las fechas en las que inicias y finalizas labores, así como las posibilidades que la contratación se extienda indefinidamente.
  • Prestaciones. Aunque lo ideal sería que todas las empresas otorgaran prestaciones, al menos las que establece Ley, pocas son las que lo hacen, así que checa si tienes derecho a Seguro Social, Infonavit, Fondo para el Retiro y alguno otro derecho especial que otorgue la compañía.
  • Otros. Tu contrato puede contener, en letra más pequeña de la habitual, cláusulas sobre el uso del equipo de la empresa, la exclusividad de tus servicios y acuerdos de confidencialidad. Estos apartados son los que solemos pasar por alto, y que en la mayoría de los casos ocasionan que los empleados sean despedidos.

Recuerda que la información es poder, y si quieres iniciar en tu nuevo trabajo con el pie derecho, debes leer el contrato de principio a fin. Además, una vez que has firmado no hay vuelta atrás, si con el paso del tiempo descubres algo con lo que no estás de acuerdo, no podrás hacer nada.