¡Comparte en tus redes!

No te vayas a vivir con tu pareja… hasta que leas esto

Leonel CastellanosSi ya sé, se aman, derraman mermelada, te ha prometido que hasta el infinito y más allá, y amas los hoyuelos que se forman en sus cachetitos tan bonitos. Lo sé, amas a tu pareja.

Y fíjate que me encantaría equivocarme pero pues yo digo que más vale prevenir que lamentarse mientras regresas a casa de tus papás con tus cajas y tu cepillo de dientes en la mano.

Así que mis churumbeles, aquí les van los tips de la semana para que esta maniobra salga a flote sin que le claves un tenedor en la frente o te pongan de patitas en la calle al mes y medio.

  1. Primero viajen juntos. Es como una pruebita de manejo, obvio no es lo mismo, pero podrás darte cuenta de algunas cosas como si ronca, es flatulento, como usa la pasta de dientes, si le atina al excusado, etc
  2. El amor no paga la renta. Sugiero tener 100% definido, hablado y hasta escrito como va a ser la dinámica con los dineros pa´que luego nadie salga con que a bolsita la chuchearon. hagan cuentas JUNTOS.
  3. Ten sexo con tu pareja antes de comprometerte a cosas. ¿Qué tal si para ti es importantísimo y él o ella son malísimos en la cama? no vaya a ser que esta mudada juntos sea ya “post compromiso y anillada” y ¡resulta que es frívola y asexual! o al revés y ya no te dejan dormir nunca más y mueres deshidratad@.
  4. Usen el contrato y los matripuntos de el efecto leopi. Créeme, así como hace Sheldon Cooper en The Big Bang Theory, tener un acuerdo de TODO con tu roomate, pareja, novia, freno de mano es la mejor de las ideas.
  5. Conviértete en investigador privado. No me refiero a que lo stalkees y le revises el cel, pero más bien me refiero a que lo/la observes bien a ver cómo se comporta con alcohol adentro, cómo es de mal humor, como reacciona a problemas, cómo es con sus padres, cómo trata a animales, a niños, a empleados, para que no haya sorpresas cuando compartan baño.
  6. Por último... recuerda que aquí ya no es tan importante el abdomen de lavadero, por que eso eventualmente se va, estás probablemente escogiendo a alguien para convivir, platicar, salir y hacer cosas PARA SIEMPRE. Así que tiene que ser alguien que tu puedas decir a ciencia cierta: Sí me cae lo suficientemente bien y tolero sus defectos, pero tiene las virtudes que busco en alguien para largo plazo. Ahí sí, ya tienes las de ganar.

Bueno pequeños tórtolos, esto es una probadita de mis recomendaciones pre-mudanza, les deseo lo mejor y ojalá que nada se estropee, se descomponga, ni se pudra por los siglos de los siglos, Amen, así, sin acento.

Leonel Castellanos