¡Comparte en tus redes!

¡No la tires! Descubre cómo revivir a tu almohada

almohadaSi es tu compañera de cama, consejera y guardiana de tus secretos, ¿no crees que tu almohada se merece una segunda oportunidad? Piénsalo bien y antes de que la tires a la basura, podrías aplicarle el siguiente tratamiento para revivirla.

Para darle una segunda oportunidad a tu almohada, sólo tienes que:

  • Meterlas en la secadora a baja temperatura.
  • Coloca una funda con dos pelotas de tenis.
  • Amarra la funda para que no se salgan las pelotas.
  • Checa cada 10 minutos y no saques las almohadas hasta que estén bien esponjadas.

¡Ojo! Este truco sólo funciona con las almohadas de poliéster y fibra.

Ahora que si tu almohada aún está en buen estado y quieres retrasar su jubilación el mayor tiempo posible, te sugerimos que:

  • Le des vueltas con regularidad para que no tomen la forma de tu cabeza.
  • Lávalas con frecuencia. Esto no sólo acabará con la suciedad y los alérgenos, sino que la conservará esponjada.
  • Déjalas al aire libre por un par de horas. La luz solar eliminará la humedad y bacterias causadas por la acumulación de sudor y saliva.

Jubilación

Todo por servir se acaba y en algún momento, tu compañera de cama deberá retirarse y dejarle su lugar a una almohada. Si no tienes cuándo hacerlo, no te preocupes. Sólo debes identificar las siguientes señales:

  • Aspecto. Quítale la funda y ponla sobre una superficie plana. ¿Tiene bultos o hundimientos?
  • Amanecer. Si al despertar te duele la cabeza y/o el cuello, tal vez sea hora de dejar ir a tu almohada.
  • Test del plegamiento. Quítale la funda e intenta doblarla a la mita. Quítale todo el aire y suéltala. Si regresa a su forma original, puedes respirar. ¡Tu almohada aún tiene vida útil!
  • Olor. Dado que las almohadas tienden a acumular ácaros y moho, debes estar atenta a cualquier olor que emane tu confidente.

¿Ya es tiempo de cambiar de almohada?