¡Comparte en tus redes!

7 razones para ya no vivir con tus papás

Razones para dejar de vivir con tus papás

Razones para dejar de vivir con tus papás

Vivir separado de tus padres a cierta edad se convierte en algo necesario, tu espacio, tus decisiones, todo se reduce a la palabra independencia. Pero la decisión no es fácil, si haces cuentas no es nada económico irse a vivir solo, viviendo con tus papás la vida es más cómoda, sigues siendo cuidado por tu mamá, te siguen poniendo comida para llevar al trabajo, tienes ropa limpia y planchada cosa que cuando vives solo tienes que aprender de las labores del hogar, a menos de que tengas ingresos suficientes para poderle pagar a alguna persona que te pueda ayudar.

Muchos consideran que la vida en la actualidad es más cara que en otras épocas, por eso hay muchos adultos jóvenes que siguen viviendo en casa de sus papás. Y bajo el argumento de que es más difícil vivir solos, muchos justifican vivir en casa de mami.

SABIDURÍA QUE AYUDA: El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) asegura que el 67.1% de los millennials (jóvenes entre 20 y 35 años) vive en casa de sus padres o de algún familiar, 28.7% vive con su pareja y sólo el 4.2 viven solos, el 21.8% asegura haberlo hecho por las ganas de independizarse.

Cuando te salgas de la casa de tus padres tu vida no será  la misma, aprenderás a hacerte más responsable, aquí algunas razones para dejar de vivir con tus papás.

1.- Sal de tu zona de confort. Vivir de forma independiente no es nada fácil, vas a encarar un futuro poco esperanzador, pero no puedes seguir poniendo escusas de "la vida es más difícil que antes" y esperar que tus papis sigan manteniéndote, necesitas salir a luchar por la vida.

2.- Aprendes a hacerse más responsable. Vivir solo te ayudará a ser más comprometido y organizado por ejemplo con el pago de la renta, servicios, mantenimiento, etc.

3.- Disfrutas de cierta independencia. Es cierto que tendrás más momentos de libertad y serás dueño de tus horas de llegada, pero ojo, cuando quieres dejar el nido de tus padres a veces es necesario compartir el espacio para reducir costos y un roomie puede ser tu mejor aliado.

4.- Todo lo del refrigerador es tuyo. Bueno, primero tendrás que esforzarte por comprar un refrigerador, por hacer el súper y tu lista de mercado, ahora, si compartes con un roomie será necesario que especifiques espacios, compartan alimentos o marquen lo suyo.

5.- La casa es para ti solo (O tal vez el cuarto que rentes). No tienes que preocuparte si bailas desnudo en la sala, a menos que tengas la ventana abierta, puedes poner tu música al volumen que quieras, quedarte a ver películas hasta la madrugada o si invitas a algún amigo y se quedan platicando largo y tendido pueden compartir cama. Únicamente debes de preocuparte por hacer el quehacer de toda la casa.

6.- Comprenderás tus necesidades básicas. Estar sólo te ayudará a ver por ti mismo, comenzarás a aprender algunos trucos de cocina, de limpieza, horarios, orden y alguna otra cosa del hogar.

7.- Manejarás con más responsabilidad el dinero. Ocuparás más tiempo en presupuestar tus gastos, te preocuparás por pagar los servicios a tiempo y armarás la despensa de acuerdo a tus necesidades. Parece complicado, pero será algo interesante y hasta cierto punto divertido.

Si no lo experimentas y te avientas a tomar la decisión, después te puedes dar de topes y decir ¿porqué no lo hice?, más vale hacerlo a quedarte con las ganas, ¿no crees?. Ojo no pongas de pretexto a ningún miembro de tu familia, los vas a seguir visitando, no pasa nada, siempre serán tu familia.