¡Comparte en tus redes!

Nunca está de más, te decimos cómo usar un extintor

extintorPor muchas medidas de precaución que tomes, siempre está latente el riesgo de que el fuego se produzca. Basta con que la instalación eléctrica de tu casa sea vieja o que olvides tu cena en la estufa para que se desate un pequeño incendio.

En cualquier caso, siempre es bueno estar preparada y saber utilizar un extintor. Debes tener claro, que estos dispositivos sólo son útiles para apagar incendios pequeños y contenidos. Si el fuego ha comenzado a extenderse, debes salir de inmediato del inmueble y pedir la ayuda de los bomberos.

Toma en cuenta que existen cinco tipos de extintores de incendios: A, B, C, D y K. El agente extintor puede ser agua, químico seco, halón, dióxido de carbono (CO2) o un polvo especial. El tipo de extintor que uses dependerá del origen del fuego; sin embargo, el de CO2 es el más común.

Para utilizar el extintor debes:

  • Retirar el perno de seguridad. Puedes identificarlo fácilmente, ya que parece un anillo plástico o metálico. Suele estar en la parte superior del extintor y está protegido por un sello plástico.
  • Apunta a la base del fuego. Para detener el fuego, es de vital importancia que dispares a la fuente del fuego. Si te concentras en las llamas, desperdiciarás la carga del extintor.
  • Aprieta el mango o la palanca para descargar lentamente el agente extintor. Si sueltas el mango se cerrará la descarga, así que mantenla presionada.
  • Asegúrate de colocar el extintor a una distancia no menor de 15 centímetros, y de barrer de lado a lado del fuego. Este movimiento te ayudará a apagar el fuego más rápido.
  • Debes tener cuidado de que no te alcancen las llamas que lance el objeto que se incendia. De hecho, cuando comiences a rociar el líquido extintor, el fuego saltará. No debes alarmarte.
  • Ten en cuenta que el líquido de un extintor común sólo dura 10 segundos, así que es el único tiempo del que dispones para apagar el fuego.
  • Si la habitación se llena de humo, retírate rápidamente.

Te sugerimos que practiques varias veces el proceso para retirar el perno de seguridad, y que todos en casa sepan en dónde está el extintor. Jamás dejes desprotegida a tu familia.