¡Comparte en tus redes!

Olvídate de dormir después de que suene el despertador

despertadorLa escena se repite todas las mañanas, en millones de hogares a lo largo y ancho del mundo. Suena el despertador, y en vez de levantarnos, optamos por dormir cinco minutos más. Lo cierto es que nunca son cinco minutos, en el mejor de los casos son 10 o15. Para cuando por fin dejamos la comodidad de la cama, ya vamos tarde para llegar al trabajo o la escuela.

El caso es que perder tu bono de puntualidad no es lo peor que te puede pasar por ignorar a tu despertador. De acuerdo con los especialistas, los cinco minutos de sueño extra deterioran el cerebro, afectando tu memoria y tu capacidad de tomar decisiones.

Específicamente, las pequeñas siestas matutinas están relacionadas con la llamada inercia del sueño, un estado de somnolencia y desorientación, que regularmente se produce al despertar abruptamente de un sueño profundo.

De hecho, al intentar conciliar el sueño por pequeños periodos interrumpes el sueño constantemente y no permites que tu cerebro y cuerpo descansen, lo cual, obviamente, afecta tu rendimiento diario. ¿Ahora entiendes por qué todo el tiempo estás cansada y adormilada?

Pero eso no es todo, los cinco minutos extra de sueño también afectan a tu reloj biológico. Normalmente, tu cuerpo se prepara dos horas antes de despertar, bajando la temperatura y reduciendo los niveles de melatonina y subiendo los de cortisol; sin embargo, cuando decides volver a dormir, tu organismo se confunde y se mantiene aletargado todo el día.

En pocas palabras, al retrasar la alarma de tu despertador disminuyes la calidad de tu descanso, e incitas a tu cuerpo a entrar a un nuevo ciclo de sueño, sin que tenga tiempo de completarlo.

Como puedes ver, lo ideal es que, a partir de ahora, te levantes en cuanto tu despertador suene. Si quieres dormir más tiempo y tener un sueño reparador, es necesario que te acuestes más temprano.

Notas relacionadas

Qué hacer con tu cuerpo antes de dormir. Aquí

Los riesgos de la bonita costumbre de dormir con el celular. Aquí

Posiciones saludables al dormir. Aquí