¡Comparte en tus redes!

¿Te quieres operar la nariz? Necesitarás estos cuidados

La operación de nariz es una de las cirugías que más se realizan, no sólo en nuestro país, sino en todo el mundo. Y aunque se cree que la vanidad es la principal causa que lleva a las personas a entrar al quirófano, muchos otras lo hacen para corregir un defecto de nacimiento o daño sufrido por un golpe.

Este procedimiento, conocido como rinoplastia, es bastante sencillo y puede realizarse hasta el propio consultorio del médico. Por lo general, dura de una a dos horas.

Lo interesante viene después, durante la recuperación, pues no sólo lidiarás con el dolor y la incomodidad, sino que debes evitar que el hueso se mueva o la herida se infecte. Eso sin mencionar que sentirás la cara inflamada, la nariz tapada y no podrás respirar.

Para mejorar los resultados, y la operación no sea en balde, debes tener los siguientes cuidados:

  • El primer día, después de la operación, deberás permanecer en cama, con la cabeza elevada.
  • Deberás tomar los analgésicos y descongestionantes que el médico te recete.
  • Durante la primera semana, no deberás sonarte la nariz con fuerza, pues podrías provocarte una hemorragia. Deja que tus tejidos cicatricen correctamente.
  • No realices esfuerzos físicos (hasta nuevo aviso, olvídate del sexo, el ejercicio y cualquier actividad que implique contacto físico).

 

¿Te quieres operar la nariz? Necesitarás estos cuidados

¿Te quieres operar la nariz? Necesitarás estos cuidados

 

  • Habla lo menos posible.
  • En la medida de lo posible, evita reír, llorar o gesticular durante los primeros días.
  • Evita los alimentos muy calientes.
  • Prefiere los alimentos suaves que no requieran que los mastiques mucho.
  • Evita las bebidas alcohólicas, al menos por dos semanas.
  • Dado que dificulta la cicatrización, deja de fumar. (Evita estar en contacto con el humo del cigarro, pues ser fumador pasivo también afectará tu recuperación).
  • No te bañes con agua muy caliente. Al lavarte la cara, usa agua fría y no te mojes la nariz.
  • Deberás dormir boca arriba.
  • Si usas lentes, sufrirás un poco, pues no podrás ponértelos hasta que el médico lo indique.
  • No te asolees.
  • Al estornudar, hazlo con la boca abierta. Será un poco ruidoso, pero evitarás lastimar tu nariz.

Además, debes acudir con frecuencia con tu médico para que valore tu evolución y determine en qué momento puedes volver a hacer tu vida.

 

Notas relacionadas:

Haz click aquí y descubre todo lo que debes saber de la cirugía estética.

¿Pechos grandes y operados o pequeños y naturales? Checa aquí lo que ellos opinan.

¿Has oído hablar de la reconstrucción mamaria? Encuentra aquí más detalles.