¡Comparte en tus redes!

Ordenando el caos con el poder de las palabras

Armando FrancoCuando hablamos de la mente la podemos resumir con una palabra (CAOS). Tanto así, que la sabia Santa Teresa la llamaba la loca de la casa. En India llaman a la mente el Mono, ya que este es un animal que nunca se está quieto, es juguetón y se la pasa brincando de aquí para allá. Descubrir que nuestra mente está en ese CAOS, es el primer paso de todo viaje de iniciático, chamánico, mágico o de crecimiento personal. Y también dentro de este primer paso es importante darte cuenta que no eres tú el que controla tu mente. Si no crees que sea cierto lo que te estoy diciendo, te pongo una prueba muy clara: ¿Crees que tú eres el dueño de tus ideas? ¿Crees que tú eres el que maneja tu mente? Si tu respuesta es sí, párala ya, detenla ahora, deja de pensar por un minuto.

¿Verdad que no pudiste? Esto se debe a que no eres tú quien controla tu mente. Para llegar a lograrlo se requiere de mucho conocimiento y de tremenda disciplina.

Para ordenar este CAOS de la mente, la clave está en la misma palabra: Ordenar (Mandato o instrucción imperativa). Tienes que decirle lo que quieres, si no pones palabras entonces no podrás ordenar. Descubrimos curiosamente que todos los libros sagrados existentes coinciden en decir que la vida se originó en el momento en el que Dios pronunció las palabras “Que se haga la luz”, Dios dijo lo que quería y después esto se realizó. Tú tienes que comenzar a decirle claramente a tu mente qué es lo que quieres. Algunas personas se quejan de no conseguir el objetivo que se proponen y el problema se da básicamente en la orden que están realizando, ya que sin darse cuenta están pidiendo equivocadamente. Hace unos días una mujer muy molesta, me decía ¿Por qué será que siempre se me acercan hombres casados buscando ligar? Yo le pido a la vida continuamente el que traiga a mi vida una pareja, pero pareciera que la vida se niega a darme lo que pido, a lo cual mi respuesta fue: Definitivamente creo que estás equivocada, la vida te ha dado justo lo que pides. Escucha lo que estás diciendo: “Quiero que la vida traiga a mí una pareja” y es justo lo que la vida y tu mente están haciendo… te traen a un hombre con pareja. Es tan simple que hasta parece ridículo; la orden que ella debería de dar es: “Quiero que llegue a mi un hombre libre, que me ame y se enamore de mí”.

Sé que en este momento muchos estarán pensando ¿A poco tan fácil? ¿Solo por ordenar correctamente lo que quiero, ya por eso, lo voy a tener? Tienes razón, todavía te falta algo. Lo que sientes tiene que ser congruente con lo que ordenas o pides. En muchos momentos generas una idea de un deseo e inmediatamente después, sin darte cuenta surge la duda, la inseguridad o el miedo de no conseguirlo y así se genera una incongruencia que hará que el CAOS prevalezca. Así que es esencial el que tú decidas cómo quieres sentirte, lo cual sé de entrada que será una idea revolucionaria para muchos de ustedes que se preguntarán ¿Cómo hago eso? ¿Cómo lograr sentirme como yo quiero y no como la vida y los demás decíden que me sentiré? ¿Cómo tomar el control de mis emociones? ¿Será eso posible? La respuesta es ¡Sí! sí es posible. Por el momento y por medio de este artículo no te puedo enseñar cómo hacerlo, pero es lo que continuamente enseño en mis cursos y terapias.

La física cuántica nos dice, toda realidad inicia en una cuerda y esa cuerda es un sonido. La realidad se genera en un sonido, y ese sonido en nuestra mente es la palabra; la palabra tiene un efecto al que podríamos llamar Mágico, ya que con esta magia creamos realidad. Existe una palabra la cual todos identificamos directamente con la magia, “Abracadabra”, esta palabra viene de hebreo (Aberah KeDabar) la cual significa: “Yo creo la realidad como hablo”. Según la palabra, yo creo la realidad y eso es lo que los humanos hemos llamado magia.

Tu diálogo interno, lo que te dices a ti mismo, es sumamente importante. A partir de hoy pon mucha atención en eso, se consciente de esas palabras y ordenes que te dices; si lo haces y después de un largo día de realizar esta tarea te sientas a analizar lo más objetivamente posible el resultado final de tu día, descubrirás que la calidad de tu diálogo interno corresponde directamente con la calidad de vida que estás teniendo y los resultados que estás obteniendo.

Si quieres a partir de hoy mejorar notoriamente tu vida, recuerda que esta irá hacia donde tú mantengas el enfoque, deja de enfocar lo que no quieres y comienza a enfocar lo que sí quieres. Decirte a ti mismo: “Estoy harto de esta situación, yo ya no aguanto más, estoy desesperado, se nota que Dios me odia” Es algo que no te ayuda en nada. Cambia tus palabras, mejora la calidad de los mensajes que produces, cuida que esto sea congruente con lo que en realidad quieres. Piensa en que el CAOS no te lleva a nada y que el orden se inicia ordenando.

Recuerda que la clave para comenzar a obtener lo que queremos está en alinear tus Palabras, tus Pensamientos, y tus Sentimientos.

Ordenemos el CAOS. “ABRACADABRA”. 

Armando Franco