¡Comparte en tus redes!

Orgasmos mentales: cuando la mente se abre al placer

Algunos científicos le llaman neurosexo, otros más lo denominan orgasmos mentales, en el lenguaje popular mexicano se le conoce como "chaquetas mentales", pero por lo regular la idea de alcanzar un orgasmo por medio del pensamiento es imposible, absurda o simplemente falsa.

orgasmos mentales

Lo cierto es que la ciencia ha comprobado que el orgasmo mental es posible, se puede obtener la misma explosividad de placer usando únicamente el pensamiento, los mismos orgasmos que duran comúnmente 10 segundos o más, el mismo aumento de la presión sanguínea, aceleración del corazón, dilatación de las pupilas, eyaculación masculina, lubricación femenina, etc., pero con la variante de que no hay penetración, caricias, estimulación del clítoris, del pene, vagina, cosquillitas, mordidas de oreja, nalgadas, , etc.

SABIDURÍA QUE AYUDA: Los orgasmos mentales son usados como terapia en algunas consultas de sexología. Por medio del orgasmo mental se ayuda a personas sufren lesiones medulares y no tienen sensibilidad, se han convertido en una opción que les permite no renunciar a su sexualidad. Las fantasías y la visualización de una actividad sexual satisfactoria son técnicas que ayudan en el tratamiento de disfunciones, como la sexual, pues un hombre con este problema raramente se imagina teniendo una actividad sexual estupenda que haya vivido o presenciado a través de una película o en la vida real. El aprendizaje de esta habilidad ayuda a poner fin a la anorgasmia, pues la mente se deja llevar por el deseo. También ayuda en disfunciones como eyaculación precoz, próstatas congestionadas y problemas nerviosos que entorpecen su vida sexual.

La sexóloga y educadora sexual Barbara Carrellas enseña el orgasmo mental en Nueva York, una corriente que recibe el nombre de think off, su argumento es que el orgasmo no ocurre solamente al estimular los genitales. El cerebro trabaja en solitario y hace que la persona llegue al disfrute. Carrellas desarrolló la idea de los orgasmo mentales en los años 80, al darse cuenta que el miedo al VIH detuvo la actividad sexual en los neoyorkinos.

De acuerdo con el neuropsicólogo Barry Komisaruk, de la Universidad de Rutgers, en Estados Unidos, comprobó con investigaciones que un orgasmo es un entrenamiento cerebral más efectivo que un crucigrama o un sudoku, pues el clímax propaga actividad a través de todo el órgano, proporcionando así nutrientes y oxigenación, mientras que un rompecabezas activa solo ciertas regiones del cerebro. ¡Pero ojo! él sólo habla de orgasmos, no especifica si en pareja o usando sólo la mente.

Quizá excitarse con el pensamiento sea fácil, todos lo hemos hecho alguna vez, pero... ¿llegar a un orgasmo sólo con la mente? Parece algo imposible, pero no lo es, sólo hace falta un poco de relajación e imaginación, pero quizá te ayuden algunos consejos de especialistas. El orgasmo mental es cosa fácil para las mujeres (pues hay una conexión directa entre el cerebro y las paredes vaginales), y para muchos hombres es algo un poco más difícil, pues están más acostumbrados a la estimulación de los genitales, por lo tanto un hombre necesitará muchísima imaginación.

Muchos lo vinculan con el sexo tántrico, pues ambas utilizan técnicas de meditación, pero la diferencia es que el orgasmo mental se enfoca en llegar al clímax.

El orgasmo mental puede surgir de forma espontánea, como es el caso de los orgasmos nocturnos, un fenómeno vinculado en la adolescencia, pues los sueños eróticos pueden provocar orgasmos. Por otra parte, el orgasmo espontáneo sin estimulación y si necesidad de esfuerzo mental es una patología que hace sufrir a muchas personas. El orgasmo mental se puede practicar en pareja, ambos se toman de las manos, se miran a los ojos y comienzan a fantasear.

¿Orgasmos mentales? Mejor en pareja

Sin embargo, para muchas personas es mejor lo natural, imaginar es bonito, pero vivirlo es todavía mejor. Muchos expertos recomiendan a cada persona no perderse de las agradable sensaciones de sentir las caricias de piel con la pajera, sentirse amada, querida y deseada. Lo cierto es que al final de cuentas, nada puede sustituir la compañía de un ser amado, pues aunque se logre llegar al orgasmo sin compañía, después del sexo uno queda solo, o sea como todo un Forever Alone.

Por otra parte, algunos especialistas señalan que el orgasmo mental tiene mucho que ver con el egoísmo, pues si se tiene pareja uno se olvida del placer del compañero o compañera y se concentra sólo en el suyo.

Notas relacionadas:

Oxitocina, la hormona mágica en el sexo. Aquí

Sexo frente al espejo ¿ya lo probaste?. Aquí

Según tu edad cuál es la hora adecuada para tener sexo. Aquí