¡Comparte en tus redes!

Otra cara de la responsabilidad

Adriana CarrilloSi eres como yo, quizás te choque la palabra. Cuando pienso en responsabilidad casi siempre lo relaciono con exigencia, con sentir que tengo que ser perfecta y cargar con los demás.

Hoy noto que responsabilidad no significa no fallar, sino tener la capacidad y voluntad de responder.

Hoy, si me pusiera de víctima de las circunstancias, no estarías leyendo esta columna porque hoy “no me tocaba”. Podría ponerme a quejarme de mi equipo y de cómo no puedo confiar en que entreguen sus columnas a tiempo (y tendría razón), o puedo responder a la necesidad de que haya una columna para ti, y escribo esta.

Ser responsable implica también ver el impacto que tienes (tengo). Hoy me doy permiso de plantearte esto porque es uno de los veintes más recientes que he tenido, y si te soy sincera, me es mucho más cómodo hacerme mensa, ponerme de víctima (por ejemplo: yo no tuve nada que ver, o fue problema de alguien más que algo no saliera) porque ver mi impacto a veces es doloroso… y da miedo.

Da miedo porque entonces ya no hay vuelta atrás, y ahorita se ve reflejado en escribir esta columna, pero en mi vida se ve reflejado en mostrarme, abrir la jugada y accionar en las cosas que no me atrevo.

¿Tú cómo eres en tu vida? ¿Te es fácil ser responsable? ¿Qué sientes cuando ves tu impacto?

Adriana Carrillo 

Adriana Carrillo