¡Comparte en tus redes!

Óxido en tu ropa, 4 básicos para eliminarlo

mancha_oxidoDel universo de manchas que pueden acabar en tu ropa, las de óxido son las más difíciles de quitar. De hecho, en vez de suciedad impregnada, pareciera que la propia prenda se hubiera oxidado. ¡Prácticamente es imposible eliminarla!

Es cierto que en el mercado existen algunos productos capaces de quitar estas manchas; sin embargo, contienen químicos muy agresivos que no sólo pueden dañar los tejidos, sino que pueden causar reacciones alérgicas en la piel. Si decides usarlos, recuerda enjuagar bien las prendas para eliminar cualquier residuo químico.

Si lo prefieres, puedes optar por algunos remedios caseros para eliminar las molestas manchas de óxido. Los más efectivos son:

  1.  Jugo de limón. Mezcla el jugo de un limón con una cucharada de sal o de bicarbonato de sodio. Asegúrate de que no quede demasiado líquido. Aplica la pasta sobre la mancha y deja que la prenda se seque al sol por dos horas. Enjuágala con agua fría y lávala como de costumbre.
  2. Vinagre blanco. Vierte este líquido sobre la mancha de óxido y cúbrela con sal. Deja que la prenda se seque al sol y enjuaga perfectamente. Lávala como sueles hacerlo.
  3. Lavatrastes. Agrega una cucharada de detergente lavatrastes en un recipiente con agua tibia. Aplica este líquido sobre la mancha y déjalo actuar por cinco minutos. Enjuaga con agua fría.
  4. Amoníaco. Mezcla dos cucharadas de amoníaco con 4 tazas de agua caliente. Aplica esta solución sobre la mancha y déjala actuar por unos minutos. Talla el óxido con un paño limpio y enjuaga.

Si las prendas afectadas son de colores oscuros, recuerda probar estos remedios en lugares ocultos de la prenda, pues existe la posibilidad de que se despinten. ¡AH! Y mientras tu ropa tenga la mancha, no la metas a la secadora, pues el calor fijará el óxido en el tejido.

¿Conoces otro remedio para eliminar este tipo de manchas?