¡Comparte en tus redes!

¿Para qué sirven las pruebas psicométricas?

prueba¿Alguna vez te has preguntado para que son las pruebas psicométricas que aplican las empresas durante el proceso de selección de personal? Contrario a lo que pensamos, no es para ver si los candidatos están locos, sino para medir sus habilidades.

Comencemos por explicar que la Psicometría es la ciencia que se encarga de medir variables psicológicas, a través del uso de la Estadística.

Las pruebas psicométricas son indispensables durante el proceso de selección de personal; sin embargo, es necesario conjugar sus resultados con otras técnicas, como las entrevistas.

Existen 3 principales tipos de psicométricas, cada uno está enfocado a medir diferentes aspectos de la persona:

  • Test de inteligencia. Mide la capacidad para aprender y aplicar lo aprendido de manera rápida y eficiente, a través de la comprensión y la adaptación a situaciones cambiantes o rutinarias. Esta prueba también mide la facilidad para tomar decisiones, iniciativa en la solución de problemas. Los principales puntos a evaluar son: coeficiente intelectual, juicio, vocabulario, capacidad de síntesis y análisis, concentración, abstracción, planeación y organización.
  • Test de aptitudes y habilidades. Mide capacidades, destrezas y competencias, las cuales van a influir de manera positiva o negativa al logro de objetivos del puesto. El objetivo de estos test es identificar en los evaluados un patrón de conducta repetitivo que permita identificar competencias laborales y capacidades sobresalientes, con el fin de identificar el potencial de aplicación en la práctica profesional. Entre las muchas variables que evalúan este tipo de pruebas, destacan: liderazgo, modo de vida, naturaleza social, adaptación al trabajo, naturaleza emocional, subordinación y grado de energía
  • Test proyectivos. Estas pruebas permiten valorar aspectos personales y sociales, de adaptación, de relación, conflictos internos de la vida de la persona que los realiza. En pocas palabras, este test se basa en la forma en que el individuo interpreta la realidad. Suelen valorarse variables como: moral, legalidad, indiferencia, corrupción, interés económico, político, social y religioso.

Obviamente, el tipo de prueba que se aplique va en función de la vacante a ocupar. Un ejecutivo de ventas no responderá el mismo test que quien aspira a ocupar un puesto gerencial.

Vale la pena aclarar que no es conveniente falsear respuestas o intentar manipular la prueba. Aunque no lo creas, los reclutadores se darán cuenta de que estás mintiendo.