¡Comparte en tus redes!

Para que tu historia tenga un final feliz

cassagne¿Cómo te ves en 20 años? ¿A qué edad quisieras retirarte? ¿Qué quieres hacer cuando llegue ese momento?

¿Has escuchado la frase “Hoy es el primer día del resto de tu vida”? Pues es cierta. Siempre es beneficioso reflexionar un poco sobre lo que te queda por vivir y de qué manera lo disfrutarás. Lo más importante es poner tus sueños sobre la mesa y empezar a convertirlos en metas, en objetivos alcanzables. El siguiente paso es tomar decisiones y actuar.

Una de las decisiones más importantes que tomarás es determinar cómo quieres pasar el resto de tu vida. ¿Ya pensaste en eso? ¿Cómo te ves en 20 años? ¿A qué edad quisieras retirarte? ¿Qué quieres hacer cuando llegue ese momento?

Puede ser que quieras vivir en una casa bonita, cómoda, como siempre la soñaste. Quizás te gustaría poder viajar y conocer todos los lugares que no has podido visitar. O tal vez tener un pequeño negocito al cual dedicar tus años maduros, solo porque eres de esos que aman sentirse útiles y activos.

Cualquiera que sea tu anhelo para el futuro, va a requerir una planificación. Sobre todo, vas a necesitar dinero. Ya sé que hablar de dinero, como que arruina la magia de los sueños. Pero es indispensable. ¿Con qué presupuesto financiarás tus sueños? ¡Porque de seguro pensaste en grande!

Existen múltiples opciones. Sin importar cuál elijas, lo que necesitas es un plan de ahorro e inversión para tu retiro, mediante el cual realizas aportes regulares, y que te lo pueden ofrecer varias instituciones financieras,. Algunos planes incluyen además un seguro para el retiro, que te protege a ti y a tus familiares frente a situaciones no esperadas.

La mayoría de las instituciones financieras tomará el dinero que aportes regularmente, e invertirá de forma segura (o así debe ser) tus recursos, para hacerlos crecer. La inversión se realiza formando grupos con los aportes de todas las personas, pero dividiéndolas por edades. Mientras más alejado estés del retiro, tendrás más oportunidades de recibir mayores beneficios, porque en estas cuentas se puede invertir una mayor cantidad de recursos en instrumentos de renta variable, que tienen un por ciento de riesgo pero también de mayores ganancias.

Por eso hoy es cuando debes comenzar a pensar en el mañana. Cuanto antes tomes tus decisiones, mejor. Acude a un asesor financiero. Empieza a ahorrar, hazlo poco a poco, paso a paso, de una manera que sea viable para ti. Piensa en algunos gastos no tan necesarios que haces y en la posibilidad de destinar ese dinero a tu vejez en su lugar. La mayoría de los expertos sugieren un compromiso de ahorro del 10%. ¿Te parece mucho? Veámoslo de otra forma: mientras te demoras, esa cifra solo crecerá. Todo lo que ahorres hoy, te librará de trabajar cuando estés mayor o de tener que depender de otros en el futuro.

Si eres mujer, seguramente has tenido algún período de tiempo sin trabajar, para dedicarte a la familia, y eso pesa en tu contra. Tendrás menos ingresos que un hombre con tu misma situación y sin embargo, según las estadísticas, es posible que vivas más.

Las soluciones que te ofrecerá un consultor patrimonial estarán adecuadas a tu situación particular. Pero no serán mágicas. Estarán en relación con lo que seas capaz de aportar. Por eso, toma control de tus finanzas ahora. Comienza a ahorrar e invertir en tus mejores años, en los más productivos. Cuanto antes comiences, mejor. Recuerda que el tiempo es tu mejor aliado.

No es imposible lograr una vejez digna. Tómatelo en serio y acude a un asesor financiero.

Para que tu historia tenga un final feliz.

Decídete. Hoy es el primer día del resto de tu vida.