¡Comparte en tus redes!

Para tener un abdomen marcado basta con respirar

abdomenLlegó esa bonita época del año en la que aprovechamos cualquier momento para hacer ejercicio, todo porque queremos lucir un abdomen impresionante durante las vacaciones. El problema es que es prácticamente imposible tonificar los músculos de la zona en tan sólo cuatro semanas. La mayoría termina con lesiones por forzar su cuerpo.

Aunque existen varias técnicas para tonificar el abdomen, pero todas ellas coinciden en que la respiración es clave, por lo que… ¿por qué no centrarnos en ese único elemento?

Afortunadamente existe una disciplina enfocada completamente a la respiración. Se llama gimnasia hipopresiva y es una variante del yoga, en la que realizas diferentes posturas para trabajar distintas musculaturas.

Cada una de esas posturas se realiza en apnea expiratoria; es decir, tras haber sacado el aire de los pulmones. Al estar en ese punto, debes hacer un movimiento que abre las costillas y contrae los músculos del abdomen.

En cuanto domines este movimiento con tu respiración, puedes realizar uno de los siguientes ejercicios:

  1. Separa las piernas a la altura de la cadera. Flexiona ligeramente las rodillas y coloca las manos junto a las caderas, pero sin tocarla. Esta posición te obligará a tener los brazos flexionados, con los codos hacia adelante. Inclina la cabeza y lleva la barbilla al pecho. Contrae el abdomen y saca las costillas hacia afuera repetidamente, sin respirar. Es importante que sepas identificar el momento en el que ya no puedes más, y que jamás llegues a marearte por la falta de oxígeno.
  2. Consigue un tape de yoga o una colchoneta. Acuéstate boca arriba, con las piernas flexionadas y los brazos estirados junto al cuerpo. Inhala profundamente y luego saca todo el aire. Contrae el abdomen y saca las costillas. Aguanta la posición sin respirar todo lo que puedas y relájate. En cuanto tu ritmo cardíaco se normalice, vuelve a comenzar. Repite la secuencia durante 10 minutos.
  3. Híncate en el tapete y apoya las palmas de las manos. Curva la espalda hacia arriba. Expulsa el aire y contén la respiración. Al mismo tiempo debes contraer el abdomen hasta que no aguantes más. Repite la secuencia hasta llegar a 10 minutos.

Dado que la respiración y los ejercicios hipopresivos son muy demandantes, te sugerimos que descanses dos minutos entre una serie y otra.

Si eres constante, en poco tiempo verás resultados. Es importante que las embarazadas y personas con problemas de presión no realicen gimnasia hipopresiva, pues pueden afectar seriamente su condición.