¡Comparte en tus redes!

7 películas mexicanas de terror que te matarán de miedo

Ya que estamos a unos cuantos días de Halloween y el Día de Muertos, decidimos ponernos a tono y hacer un recorrido por la historia del Cine Mexicano para encontrar las mejores cintas de terror producidas en nuestro país.

Aunque nos encantaría incluir la filmografía de El Santo o ese clásico del cine nacional, Vacaciones del terror, en esta ocasión nos enfocaremos en esas películas que te hacen pellizcar al de al lado.

Debemos decir que, aunque la industria cinematográfica mexicana está muy activa y se han hecho varias películas de terror en los últimos años, para nosotros, las cintas clásicas son las mejores. Checa nuestro listado:

  • La llorona (1933). Basada en una de las leyendas mexicanas más conocidas, esta película dirigida por Ramón Peón narra cómo la Malinche atormenta las calles de México, con el lamento “¡Ay, mis hijos!”. ¿Por qué? Porque asesinó a sus propios hijos para vengarse de su amante. No conforme con ello, maldijo a todos los primogénitos de cada generación de la familia de Hernán Cortés.
  • El vampiro (1957). De entrada, en esta cinta puedes ver al máximo referente del terror nacional, Germán Robles. Lejos de pretender recrear producciones norteamericanas, el director Fernando Méndez adaptó la temática a la realidad nacional. Si no la has visto, atrévete a hacerlo este fin de semana. Te encantará.

 

Estas 7 películas mexicanas te harán temblar de miedo

Estas 7 películas mexicanas te harán temblar de miedo

 

  • Hasta el viento tiene miedo (1967). Que conste que hablamos de versión original, en la que participa Marga López, no al remake de Marga Higareda. La historia es simple: un internado para señoritas sufre las apariciones del fantasma de Andrea, una joven que se suicidó hace cinco años, pero que espera cobrar venganza contra la directora Bernarda.
  • El libro de piedra (1968). Julia es una joven institutriz que ha sido contratada para educar a la pequeña Silvia Ruvalcaba; sin embargo, no tarda en lamentar su decisión, pues la niña actúa de una forma muy extraña. Todos los días juega en el jardín con niño llamado Hugo. El problema es que éste es una estatua del jardín.
  • Más negro que la noche (1975). No nos dejarán mentir. Carlos Enrique Taboada es el máximo exponente del cine del terror en nuestro país, ¿no? En esta cinta, nos presenta la historia de Ofelia, una joven que, tras la muerte de su tía Susana, decide mudarse con sus amigas a la que era su casa. El problema es que la vivienda incluía mascota: un gato negro de nombre Becker. Cuando el felino muere, se desatan toda una serie de eventos espeluznantes.
  • Veneno para las hadas (1984). Esta cuarta cinta de Taboada trata sobre una niña que pasa todo su tiempo sola; sin embargo, un día, decide volverse amiga de una pequeña con deseos de volverse bruja. Aunque al principio todo va sobre ruedas, las cosas comienzan a ponerse violentas y aterradoras entre las dos niñas.
  • KM 31 (2006). Considerada una de las mejores películas mexicanas de horror de los últimos tiempos, KM31 logró trascender la pantalla y, hoy en día, se cree que efectivamente existe un fantasma a esa altura de la carretera al Desierto de los Leones. ¿Te animas a descubrir el vínculo entre Ágata y Catalina?

¿Cuál es tu cinta mexicana de terror favorita?

 

Checa aquí las 7 películas de la Época de Oro del Cine Mexicano.

¿Sabes quiénes son los únicos machos mexicanos que todas amamos? Aquí te decimos.