¡Comparte en tus redes!

Pequeño ritual de cumpleaños

Sobre este tema podemos encontrar desde rituales hasta mesas de postres y regalos para conmemorarlo; sin embargo, para cada persona esta fecha es una moneda al aire, pues cada quien lo festeja o no de maneras muy distintas, y en efecto, hay quienes hasta lo anuncian para que ese día no se le olvide a nadie hacer la felicitación pertinente y no quedar mal, más en estos tiempos de redes sociales. La otra es el extremo opuesto, cuando alguien no desea festejarlo por una o muchas razones y eso es algo muy respetable; no obstante, un cumpleaños es un acto lleno de significado, pues es una nueva vuelta al sol en la que se tiene la oportunidad de empezar un año más de vida.

No es como el año nuevo, en el que el sentido es completamente distinto, éste en particular, tiene que ver con tus metas y logros durante 365 días de tu vida y es la manera de tener una oportunidad de crecer en tu interior, y de llevar a cabo todo aquello que como persona te hace sentir una gratificación por lograr tus propósitos laborales, personales, espirituales y físicos; por esta razón, es un motivo de celebración saber que estás con vida, que sea lo que sea que haya pasado, es un día en el que tienes la oportunidad de dedicar unos minutos a agradecer la edad a la que has llegado y todas las experiencias que has elegido desde tu llegada a este nuevo cuerpo en el que hoy vives tu vida. Si como ya se mencionó eres de las personas que consideras una pérdida de tiempo partir el pastel, puedes hacer este pequeño ritual de cumpleaños en la comodidad de tu hogar estando tú a solas o acompañado, verás que vale la pena repetirlo el año próximo.

Instrucciones:

  • Compra un pequeño pastel o un pan que puedas partir en 12 partes iguales.
  • Una vela naranja.
  • Un plato donde colocar el pastel.

Debes poner la vela en el centro del pastel o pan, enciéndela y mientras ve partiendo rebanadas hasta completar 12, cada una representa los meses del año, pide en cada mes algo que desees te sea concedido y, al final, apaga la vela como símbolo de que todo cuanto has pedido está hecho. Si deseas puedes darle una rebanada de pastel a tus amigos o familiares o a quienes estén contigo sin que les especifiques el porqué, simplemente comparte y siéntete contento al hacerlo.

Puedo asegurarte que llegarán muchas cosas que esperabas y se van a concretar antes de lo que pensabas, en cuanto esto suceda, sólo agradece.

Que tengas una bendecida semana.

Georgette Rivera

Georgette Rivera