¡Comparte en tus redes!

Y tú qué eres ¿perseguidor, salvador o víctima

Las relaciones humanas de toda índole tanto en casa, escuela, en pareja presentan diferentes variantes; algunos buscan el bien común, otros proteger a los más vulnerables y el último segmento su chamba es ser vulnerable. Perseguidor, salvador o víctima ¿cuál eres tú?

portada

El triángulo dramático de Karpman es un modelo psicológico y social de la interacción humana, que nos habla de tres partes y protagonistas fundamentales

T. D

  • Perseguidor
  • Salvador
  • Víctima

Cada uno de estos personajes adquieren su papel desde la infancia, cuando son los indefensos en casa, todo les hace mamá (victimas), o casual son los buleadores desde morritos en la primaria (perseguidor), y el típico buen amigo que carga sobre su espalda tal cual Pípila todos los problemas que no son suyos (salvador).

  • El Salvador

Va por la vida prestando ayuda a cambio de mantener la dependencia hacia él. Hace lo que quisiera que los demás harían por el

 Se aprovechan de mi generosidad

  • Soluciona los problemas de la víctima (haciéndolos suyos)
  • Son más importantes las necesidades de los demás que las propias
  • No tienen consciencia de lo que realmente quiere
  • En su afán de sentirse superior desarrolla una culpa por no poder ayudar siempre a sus seres queridos

salvador

  • La víctima

Hace lo imposible para que todo le salga mal; se tira al piso, para que lo recojan (literal)tiene comportamiento autodestructivos, y es más indefenso que tu prima de 3 años.

“Yo estoy mal, tú estas mal, vamos a arreglárnoslas para que yo este peor”

  • Culpa
  • Inferioridad
  • Tristeza
  • Baja autoestima
  • Resentimiento contra la vida

victima

 

  • El perseguidor

Generalmente es el agresivo siempre actúa bajo intereses propios, sin importar a quien lastime.

Pisa antes de que te pisen

Como bien sabes los perseguidores (llamémosle gandallas) se clasifican en tres diferentes tipos:

  • Activos: actúan para cubrir sus necesidades pasando por encima de los demás
  • Vengativos: tienen como propósito castigar a los otros (sensación de poder)
  • Pasivos: Persiguen por defecto al no hacer lo que les toca o no cumplir con sus obligaciones. Ponen a los demás en apuros, preocupados o estrés ¡que horror!
  • Autoritario
  • Frívolo
  • Altanero

perseguidor-2

Las relaciones se encuentran en un constante cambio, es por esto que los roles nunca van a estar fijos; el perseguidor va a poder convertirse en víctima, la víctima en perseguidor y el salvador en víctima una y otra vez.

Cada uno de los elementos del triángulo presentan o tendrán una patología de acuerdo a sus actitudes:

  • Perseguidor-homicida
  • Víctima- suicida
  • Salvador- tendrá tendencias a enfermarse físicamente o psicológicamente por cuidar y ayudar a los demás.

Y tú ¿con cuál te indentificas?

Notas relacionadas

Cuida primero de tu autoestima para que se refleje en tus relaciones. Aquí

5 acciones para elevar la autoestima de tus hijos. Aquí

7 errores que dañan la autoestima de tu hijo. Aquí