¡Comparte en tus redes!

Personas tercas, como identificarlas de inmediato y neutralizarlas

Alrededor del mundo podemos encontrar personas de todo tipo, con diferentes costumbres, tradiciones, que hablan tal o cual idioma y por supuesto, con formas de ver la vida muy diferentes. No siempre te vas a topar con personas alivianadas, open mind que no se asustan de nada. Existen también las personas tercas, como identificarlas de inmediato y neutralizarlas.

Es un hecho que no va a tener la misma perspectiva de vida una persona de la tercera edad que ya ha pasado por una serie de acontecimientos que le o la hicieron tomar experiencia y no caer en el mismo error. Que un morrillo millennial que apenas anda experimentando en el ámbito laboral, se acaba de independizar y no tiene ninguna responsabilidad en la vida más que mantenerse, pagar la renta y las cheves del fin de semana.

Debemos de estar conscientes y aprender a convivir con todas las personas con las que coincidimos en este camino llamado vida. Pero también debes aprender a tomar las medidas necesarias para que la mentalidad de tu jefe o de abuelita que se caracterizan por ser tercas, testarudas, cuadradas y muy chapadas a la antigua no te agüiten tu día a día, para ello te recomendamos tomar en cuenta las siguientes ideas.

La tolerancia es la mejor religión. (Victor Hugo)

Personas tercas, como identificarlas de inmediato y neutralizarlas

¿Cómo es una persona terca?

Es esencial que partamos de la definición. Una persona terca se caracteriza por tener una idea muy arraigada, se niega a cambiar de opinión a toda costa, aunque él o ella estén equivocados.

En la mayoría de los casos se rodean de personas que piensen o tengan la misma ideología de vida que ellos, para no caer en conflicto, y no se ponga en discusión su opinión.

Se caracterizan por:

  • Temerle al cambio
  • Discutir sobre todo
  • Mentalidad extra cerrada
  • No salen de su zona de confort
  • Atacan de manera personal
  • Son escépticos a la información si no viene de una fuente “confiable”

¿Cómo convivir con una persona terca?

Todo comienza con una duda

Si quieres compartir una idea es súper importante que la persona en cuestión no te vea como su enemigo, o que quiere sacarle provecho de alguna manera. La mejor forma de hacerlo cuestionarse de forma sutil es sembrarle la duda en la cabeza (literalmente)

Evita frases como: te equivocas, no tienes razón, estás mal. De lo contrario te ganarás un boleto directito al odio J

Ante todo empatía y respeto

Cada quien es libre de pensar, tener sus propias creencias y opiniones. La forma ganadora de debatir alguna idea es discutiendo desde la posición de la persona testaruda. Comprendiendo su argumento e intentando desfragmentarlos.

Suena a un reto interesante ¿no crees?

No siempre tienes que tener la razón

Debes de aprender a bajar la guardia y estar abierto a las ideas de la otra persona por más locas, cerradas o descabelladas que parezcan. De esta forma la conversación fluirá mejor.

Cada persona nace, crece, se reproduce y muere con sus propios ideales no somos quien para cambiarlos; sin embargo, debemos de encontrar la manera de convivir y llevar la fiesta en paz con aquellas personas tercas y vaya que no es una tarea sencilla ¡eh! 😉

Notas relacionadas con 'Personas tercas, como identificarlas de inmediato y neutralizarlas':

¿Qué tan tolerante eres?. Aquí

Era digital y la importancia de la convivencia con tus hijos. Aquí

¿Cuál es tu estilo de vida según la generación a la que perteneces?. Aquí