¡Comparte en tus redes!

Piérdele el miedo a la endodoncia

 

Arturo Arciniega

Arturo Arciniega

Soy el Dr. Arturo Arciniega y esta semana me esforzaré por eliminar de ti uno de los temores más grandes de los que cualquier ser humano (por más valiente que sea) es presa: la “terrible” y “abominable” endodoncia.

 

Y lo primero para perderle el temor a algo, es conocerlo; por eso comenzaré explicándote lo que es una endodoncia:

 

Esta palabra tan temida, en realidad se refiere al tratamiento de los conductos radiculares que se aplica en la pulpa dentaría y su dentina. Esto significa en términos no médicos, la extirpación parcial o total de los nervios, las arterias y venas de una pieza dental; o más sencillo aún, es cuando el especialista extrae de la pulpa del diente un tejido pequeño en forma de hebra, que precisamente se localiza en el centro del conducto dental.

 

¿Pero, por qué las endodoncias son tan temidas?, simple y sencillamente, porque cuando no se hacen correctamente, el dolor, a pesar de la anestesia es insoportable y las consecuencias de un tratamiento mal hecho te afectarán durante mucho tiempo. Esto se debe a que una endodoncia requiere de especial atención al ser un tratamiento en donde los nervios, arterias y venas, están involucradas.

 

Sin embargo debes saber que ante una pulpa enferma o muerta, producto de un diente fracturado, caries profunda o golpes severos en la raíz, la única solución es extraerla; para posteriormente limpiar el espacio que deja, volver a dar forma y rellenarla; logrando que el conducto radicular quede perfectamente sellado.

 

Hasta aquí todo parece muy grave, sin embargo un tratamiento hecho por un especialista, no debe complicarse y mucho menos ser doloroso, porque un trabajo de endodoncia siempre se realiza bajo anestesia local para evitar cualquier tipo de dolor. A partir de este momento tú no sentirás absolutamente nada, sin embargo debes saber que ya anestesiado:

 

1.- El especialista realizará un orificio en el diente hasta llegar a la cámara pulpar, en ese momento eliminará cualquier caries existente.

 

2.- Se introducen una serie de pequeños instrumentos llamados limas, cada uno es ligeramente mayor al anterior. Estos limpiarán de forma cuidadosa los conductos dentales para eliminar restos de pulpa muerta y bacterias.

 

3.- Se obtura o tapa el diente con una goma derivada del caucho y se rellena con un cemento provisional protector.

 

Nada de esto que estás leyendo, deberá complicarse si el especialista cuenta con la capacitación, experiencia, actualización y recursos materiales necesarios para intervenir la pulpa de una pieza dental; además siempre será vital una técnica correcta, para que terminado el proceso y cuando los efectos de la anestesia pasen; la recuperación sea lo más rápida posible.

 

Así que si sientes alguna molestia o dolor en los dientes, no alargues el sufrimiento por temor a la endodoncia, mejor acude con especialista calificado y confía en que te realizará el mejor diagnostico y tratamiento.

 

¡Nos leemos próximamente! y recuerda ponerte en contacto conmigo para cualquier duda relacionada con la salud dental.

 

Dr. Arturo Arciniega.

@Arciniegadental

Arturo Arciniega