¡Comparte en tus redes!

Manolo Fernández

Piernas vemos, carteras no sabemos...

Levanten la mano todos aquellos que se han quedado con la boca abierta al escuchar los sueldos que se manejan en el medio del futbol internacional, si bien la carrera del futbolista es mucho más corta en promedio que el resto de las profesiones que conocemos, las cifras son excesivas en algunos casos.

 

Pongamos como ejemplo al astro argentino Lionel Messi jugador del Barcelona (No, no me equivoqué, se llama Lionel, Leonel es el de Sin Bandera), actualmente percibe unos 3,160,000 pesos al día, si, no lo escribí mal, MÁS DE TRES MILLONES DE PESOS AL DÍA, algo así como 131 mil pesos por hora, impresionante no??.

 

Éstas cifras son la suma de todos sus ingresos, contando sueldo base, comisiones, primas, patrocinios, su caja de ahorro, una devolución de hacienda y la tanda de la colonia que justo este mes le tocaba a él.

 

Debido a estas cantidades y al tipo de vida que se deriva de ellas, muchos de los futbolistas son vistos como inalcanzables o como si fueran extraterrestres, y desafortunadamente hay muchos que al momento de tener esas fortunas, simplemente se vuelven locos, personas prepotentes y muy desconsiderados con aquellos que de una u otra manera hacen que tengan lo que tienen, los fans.

 

Afortunadamente hay algunos que distan mucho de ser ese tipo de seres, hay gente en el medio del futbol que busca la manera de hacer el bien y de tener detalles que hablan de la calidad de personas que son…

 

Uno de los delanteros de más cartel a nivel mundial es el italiano Mario Balotelli quien ha sido muy criticado y cuestionado por la cantidad de locuras que hace como pintar y luego destrozar los carros mas lujosos que hay en el mercado o hacerse una fuente de considerables dimensiones en su piscina privada con sus iniciales y bañada en oro, pero lo que muy poca gente sabe es que un día mientras vivía en Manchester tuvo una muy buena idea, Super Mario, como le apodan, fue a una biblioteca y decidió pagar de su bolsa todas las multas que tuviesen los estudiantes por haber devuelto los libros con algún retraso (le habrán dado recibo deducible??).

 

Otra de las mega estrellas que hay en este momento en el orbe es Cristiano Ronaldo, el portugués que es odiado por muchos y amado por todas, pero por ejemplo ustedes sabían que no tiene un sólo tatuaje en el cuerpo (será para cuidar ese hermoso físico que la vida le dio?? Este… mmmm… perdón, me proyecté) , la razón es que tiene como hábito desde que era adolescente, donar sangre por lo menos dos veces al año, además de que hace algún tiempo Carlos Martins, jugador del Granada, pidió ayuda para su hijo enfermo de leucemia. Ante la indiferencia de la mayoría de los jugadores de la Liga Española, Cristiano se hizo donante de médula y desde entonces apoya mucho esta causa invitando por ejemplo a niños enfermos a la entrega del Balón de Oro, una de las más exclusivas y pomposas ceremonias del mundo del futbol.

Hay algunos que ayudan haciendo mucho ruido, fotos y propaganda, hay muchos más que lo hacen de manera discreta. Piernas vemos, buenas intenciones no sabemos, así que levanten la mano quienes desde hoy van a pensar dos veces antes de juzgar a alguien solo por su cartera.

 

MF

 

Manolo Fernández