¡Comparte en tus redes!

Planta un árbol y combate la desertificación

Planta un árbol y combate la desertificación

Planta un árbol y combate la desertificación

En el año de 1994 la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 17 de junio como el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía (resolución 49/115), el objetivo de fijar este día es fomentar la conciencia en los ciudadanos del mundo sobre el tema. Se inició el proyecto de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) para ayudar a países afectados por sequías, desertificación o ambas, especialmente África.

La desertificación es la degradación persistente de los ecosistemas de las tierras secas, que se produce por las variaciones climáticas y por la actividad del hombre, afecta a la mayoría de los continentes, excepto  a la Antártida y afecta al medio de vida de millones de personas.

Causas de la desertificación

La actividad humana ha sido la principal causa de que muchas áreas boscosas se vayan convirtiendo en zonas deforestadas. Los expertos creen que las praderas y las áreas poco boscosas surgieron por el pastoreo natural y por la cría de ganado y el uso de madera con propósitos industriales, domésticos y artesanales. La tala de árboles se usa para edificar grandes edificios o zonas hoteleras, y eso constituye un grave problema para los ecosistemas.

La importancia de plantar un árbol

Existe el argumento de que no se podría obtener madera de los desiertos, pues los árboles difícilmente crecerán en esos lugares, pero lo cierto es que hace mucho tiempo muchos de los desiertos de la actualidad fueron lugares verdes. La causa de su existencia es la propia humanidad. Por ejemplo, Mesopotamia era una región donde se construyeron grandes ciudades, con una enorme riqueza natural, actualmente esta región es seca y pobre; en Túnez existe un Coliseo en EL Jem, cuando fue construido albergaba a más de 30 mil personas, ahora se encuentra en medio de un desierto. La desertificación es sinónimo de pobreza, pero los suelos fértiles acompañan a la riqueza, una razón más para restaurar la superficie de la Tierra, y el instrumento para esa restauración es el árbol.

Hay muchas formas de combatir la desertificación, una de ellas (algo que puede hacer cualquiera) es plantar un árbol. José Martí, gran pensador cubano, dijo: "Hay tres cosas que cada persona debería hacer durante su vida: plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro".

Plantar un árbol parece ser una cosa muy sencilla, así que hazlo ahora, tener un hijo y escribir un libro probablemente sea algo que llegue después.