¡Comparte en tus redes!

El poder del miedo

Recientemente en la zona del centro de México experimentamos dos terremotos en el lapso de 12 días. Por lo cual cientos de personas perdieron la vida y miles mas se quedaron sin un lugar donde vivir. Esto ha provocado que millones de personas hallamos experimentado un gran temor y que hasta el día de hoy muchos miles de personas se mantengan como si el botón disparador del miedo se hubiera quedado pegado. Los terremotos ya pasaron sin embargo la gente mantiene la ansiedad y la angustia de que en cualquier momento esto vuela a suceder y este miedo los mantiene sin poder dormir bien lo cual altera fuertemente su sistema nervioso haciéndolos sentir mal y experimentar mas miedo cayendo en un terrible circulo vicioso.

¿Pero que es el miedo? “El miedo o temor es una emoción caracterizada por una intensa sensación desagradable provocada por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta en todos los animales, lo que incluye al ser humano. La máxima expresión del miedo es el terror”.

El miedo es una experiencia totalmente relacionada con nuestro instinto de supervivencia. Siempre que nos sentimos acechados por algo potencialmente peligroso para nosotros  de inmediato se dispara el miedo. Si te encontraras caminando por un bosque con una frondosa vegetación y de reojo percibieras algo cilíndrico de aproximadamente un metro y medio de lardo y un diámetro de aproximadamente 8 centímetros de diámetro, de inmediato tu instinto de supervivencia te dispararía el miedo y te haría brincar alejándote, ya después con mas calma podría observar que esto a lo mejor era una cuerda y no una serpiente venenosa.

El miedo es algo que nos ayuda a mantenernos con vida y a salvo. Si no sintiéramos miedo pondríamos en peligro continuamente nuestra persona. Si tuvieras en frente a un grupo de delincuentes asesinos, violentos y armados y no experimentaras temor, los enfrentarías totalmente desarmado y buscarías someterlos a mano limpia, o caminarías al borde de un acantilado sin ningún tipo de protección o podrías entrar a una jaula llena de fieras salvajes y hambrientas buscando domesticarlos solo con `palabras linda y caricias.

Por otro lado vemos también como el miedo a sido provocado y generado por los grupos de poder (Líderes Religiosos, Políticos, Gobernantes y Delincuentes) Los cuales después de fomentar el temor se presentan como el símbolo que te podría proteger y librarte del peligro.

Existen dos tipos de miedos, el real cuando su dimensión está en correspondencia con la dimensión de la amenaza y el neurótico cuando la intensidad del ataque de miedo no tiene ninguna relación con el peligro. Como por ejemplo de este segundo tipo de miedos tenemos el que experimentan algunas personas hacia las mariposas, en el cual aparentemente no tiene ninguna lógica pero cuando el individuo se enfrenta a la presencia de alguno de estos animales alados en automático experimentan un terror incontrolable.

Cuando los seres humanos enfrentamos una crisis, experimentamos miedo. “La crisis es una coyuntura de cambios en cualquier aspecto de una realidad organizada pero inestable, sujeta a evolución. Si los cambios son profundos, súbitos y violentos, y sobre todo traen consecuencias trascendentales, van más allá de una crisis y se pueden denominar revolución”.

A través de la historia de la humanidad tenemos suficientes evidencias que nos demuestran que cuando el ser humano se siente cómodo y seguro, no siente la necesidad de cambiar ni mejorar, por el contrario cuando el individuo se ve enfrentado a experimentar una crisis, este se ve forzado a despertar todo su potencial, a romper paradigmas y a hacer posible lo que antes se consideraba imposible.

El miedo te destruye o te construye. Y lo que provocará la diferencia es la actitud que mantienes ante la vida. Si bien es cierto que los que vivimos en esta área del mundo tenemos que saber que esta es una zona de gran actividad sísmica;  también es cierto que la vida sigue, toma en cuenta que si permites que el miedo se convierta en terror y te paralice entonces tu no estarás realmente vivo, serás como un zombi, como un muerto viviente. Cambia el enfoque de tus pensamientos y comienza a pensar en todo lo bueno y bello que la vida te sigue presentando en todo momento.

Se consciente que el miedo es algo que todos experimentamos, que lo sienten tanto los cobardes como los valientes, que la diferencia es que al cobarde el miedo lo paraliza y que el valiente a pesar del miedo, se atreve, se lanza, decide, se pone en acción.

Los terremotos como toda experiencia en la vida nos deja vivencias desagradables y otras agradable. Es hermoso observar la fuerza, el valor y el coraje de miles y miles de personas desbordándose a ayudar al prójimo de muchas maneras posible.

Ojalá y que esta experiencia de miedo, deje en el pueblo de México una la enseñanza permanente de que somos mucho mas la gente buena que la mala, y que juntos y con valor podemos cambiar la situación de nuestro país para bien y trabajar como un equipo poderosa, poniendo limites y en orden a gobernantes y político corruptos , así como también a delincuentes desalmados.

Armando Franco

Armando Franco