¡Comparte en tus redes!

Pokémon go no es lo que parece

fabio_valdesTengo lista mi gorra, mi batería extra, mis audífonos y mi bebida hidratante, es momento de la cacería; con el celular en mano, camino por las calles de mi colonia hasta el parque donde veo que han puesto una carnada para atrapar pokémon. En este momento, me encuentro con 5 personas que tienen celular en mano, cada una de ellas al acecho de los pokémon salvajes que se encuentran en el parque; se me acercan y me preguntan si estoy jugando también, tenemos una conversación amistosa durante media hora y después sigo mi camino. Me dirijo a otro parque, donde hay otra carnada y otro grupo de nuevas personas jugando el juego, todos somos incluidos en un gran pokechat donde nos pasamos tips y platicamos de nuestra afición por los pokémon, alguna vez en mi vida había sentido una sensación parecida…. ¿Cuándo fue?

A primera vista parecería que este pasatiempo es lo más inútil de la vida, a final de cuentas podría estar aprovechando mi tiempo haciendo cosas útiles, y ciertamente las conversaciones acerca de eso no han faltado. Mucha gente me ha retroalimentado sobre cómo pierdo el tiempo y que una persona con mis habilidades debería usar su tiempo más eficazmente; lo interesante, es que de hecho todo este proceso de jugar pokémon me ha servido, en él he encontrado a ese niño interno que solamente necesitaba que alguien le gustara lo mismo que a mí para hacerlo.

¿En qué momento perdimos la habilidad para hacer amigos?

Parece que en este mundo moderno los seres humanos estamos más preocupados por alcanzar el éxito, una familia “de bien” (lo que eso quiera decir), y la estabilidad, empezamos a ver a las personas de forma utilitaria y nos olvidamos por completo de nuestra habilidad de convertirnos en una gran manada. Curiosamente pokémon trae eso, una forma de hacer equipo con personas a las que de otro modo no conocerías, tener una plática banal acerca de lo que nos gusta y conectar a un nivel en el cual ya no nos permitimos.

Es un hecho verificable en nuestra vida que todos hacemos berrinche, ¿Te ha pasado que quieres algo de forma irracional y no entiendes razones de porque no deberías tenerlo?, ¿Alguna vez te han dado algo que no era lo que esperabas y te sientes enojado?¿Te sucede que te sientes ignorado o no entendido y entonces te enfurruñas y no entiendes razones? Si alguna vez has estado en una de estas situaciones entonces has vivido un berrinche, como podrás notar es algo que no se controla, llega de golpe y nos pone en una situación que, desde fuera, se ve muy infantil. La razón, es que todos tenemos un niño interno que durante la infancia tuvo carencias, quizás esas carencias no fueron tan evidentes o quizás esas carencias venían de cosas que tus padres no tuvieron tampoco y por lo tanto no te daban tanto, la forma de solucionar esos berrinches es precisamente darle a ese niño esas cosas que no obtuvo cuando era chico, ¿Cómo?, dándoselo tú, si no obtuviste apapachos es importante encargarte de buscar el apapacho, hasta que lo obtengas, si no te dieron atención, date a ti mismo atención, cualquier cosa que hayas podido no tener hoy se la puedes dar a tu niño, hablándole amorosamente y como si estuvieras hablándole a un niño pequeño.

En eso Pokémon go nos da una gran herramienta, nos ayuda a tener nuestro niño interno bien alimentado, cuidado y divertido, no es la única manera, hay más, de ti depende encontrar esas cosas que divierten a tu niño y que, de paso, ayudarán al adulto a no tomarse las cosas tan en serio, y en el proceso reconectar con tu capacidad de hacer amigos.

Podrás notar mejoras en tu vida si cuidas a tu niño interno.

Algunas de ellas son:

1.- Mejorar tu capacidad de salirte de los berrinches, teniendo una forma de apapachar a tu niño para que no se encapriche tanto con algo.

2.- Aprender a tener una perspectiva diferente de las cosas que pasan en tu vida, ese niño te puede ayudar a tomar una visión que antes no tenías acerca de cosas que, de otro modo, se convierten en algo muy serio.

3.- Sentirte activo, divertido y pleno con pequeñas cosas de la vida diaria.

4.- Retomar tu capacidad de sorprenderte.

Así que ahora lo sabes, si alguien se burla de ti porque estás jugando Pokemon Go (O haciendo alguna cosa que no es de “gente madura”), siempre puedes decirles.

  • ESTOY CUIDANDO A MI NIÑO INTERIOR.- Y después, sacarle la lengua…

Fabio Valdés Farrugia