¡Comparte en tus redes!

¿Por qué no debes mutilar a tu mascota?

¿Por qué no debes mutilar a tu mascota?

¿Por qué no debes mutilar a tu mascota?

Lamentablemente la práctica de mutilar a las mascotas con fines estéticos está aumentando en la Ciudad de México, es algo que se está poniendo de moda, pero que no debería de hacerse. ¿Estás pensando en hacerle eso a tu mascota? La siguiente información te ayudará a entender lo que pasa con tu mascota.

La Ley de Protección Animal en la capital de México no defiende a los animales de este tipo de crueldad. Los veterinarios aseguran que el gusto del dueño no debe justificar el sufrimiento a varios animales.

Entre las mutilaciones más comunes están la caudectomia (corte de la cola), otoectomia (corte de orejas), cordectomia ( extirpación de las cuerdas vocales) y desungulacion (extirpación de las uñas, normalmente, en gatos).

¿Por qué no debes mutilar a tu mascota?

Cortar el pelo de los animales forma parte de una rutina de limpieza, pero cortar orejas y cola implica cercenar cartílagos, vasos sanguíneos, nervios y otros tejidos de la piel. La cola sigue a la columna vertebral del perro, tiene vértebras llamadas caudales que van acompañadas de diversos tejidos, es un elemento importante para que el animal mantenga su equilibrio, funciona como un timón. Además, las orejas y la cola son esenciales para que un perro se pueda comunicar con otros perros.

De acuerdo con los veterinarios responsables, la amputación con fines estéticos no es admisible, a
no ser por casos específicos donde la salud del animal se vea afectada, por ejemplo extirpar un tumor.

Al cortar la orejas hay sangrado abundante y mucho dolor para la mascota en el periodo postoperatorio. Una mala operación puede provocar la muerte del perro, hay riesgo de infecciones, la columna vertebral del animal puede verse afectada, e incluso corre el riesgo de sufrir septicemia, que puede provocar la muerte.

Otro caso de crueldad animal es el corte de las cuerdas vocales, la gente sin escrúpulos lo hace para "evitar que ladren mucho", esto es dejar mudo al animal.

Desungulación. Este procedimiento consiste en eliminar las uñas del animal por amputación d ela última falange de los dedos de la que forman parte. Esta agresiva cirugía es cortar el hueso, ligamentos y tendones al seccionar las puntas de los diez dedos del animal.

No hay justificación alguna, ni razón médica por la cual se tenga que someter a los perros y gatos a la amputación de la cola, orejas y garras. Es una crueldad que sólo implica dolor, trauma y riesgos de infección. El perro es el mejor amigo del hombre, no te conviertas en enemigo de tus mascotas, cuídalas.