¡Comparte en tus redes!

Por qué se presentan los olvidos en las personas

Edilberto Peña de León            Con motivo de que se me olvidó hacer mi participación de la semana pasada para Ideas que Ayudan, es que la participación de hoy será acerca de las causas más frecuentes por las que se presentan los olvidos en los seres humanos. Dentro de la neuropsiquiatría a esta causa de consulta se le llama Queja Subjetiva de Memoria. Es subjetiva porque la memoria es una de las cosas que no tienen un medida objetiva a través de la cual nos la pueda reportar el paciente.

Para que un evento se fije en nuestra memoria inicial o memoria de trabajo (lo que correspondería a la memoria RAM de una computadora) se requieren varias condiciones previas. Primero que nuestro proceso de atención sea normal y se lleve a cabo de forma habitual. Posteriormente, que nuestra atención se fije el tiempo suficiente, esto es una buena capacidad de concentración. De ahí el recuerdo se envía al hipocampo que es una parte del lóbulo temporal de mi cerebro, que es el “bibliotecario” de mis recuerdos y que sabe donde se deben de almacenar y donde están para poder extraerlos y recordarlos. Esta zona del hipocampo también forma parte del sistema límbico que es la zona que regula nuestras emociones. Es así que para grabar este recuerdo en la zona de memorias remotas o de largo plazo la mejor estrategia es que la relacionemos con una experiencia afectiva.

Habiendo explicado lo anterior es que las alteraciones en este proceso complejo son las que pueden explicar y producir la mayoría de las quejas de memoria:

  • Trastorno por déficit de atención: si no tengo este proceso inicial todo lo demás no se va a lograr bien en mis memorias.
  • Trastornos de ansiedad: las alteraciones neuroquímicas que se tienen en el cerebro cuando padecemos estos padecimientos también afectan al proceso de atención y así se afecta toda la memoria de trabajo.
  • Episodios depresivos: al igual que con la ansiedad la depresión puede afectar neuroquímicamente a la atención. Además en los mayores de 65 años comenzar con un episodio depresivo puede manifestarse con olvidos iguales a los del inicio de una demencia de Alzheimer y se le llama “Pseudodemencia depresiva” o falsa demencia depresiva.
  • Enfermedades demenciales como el Alzheimer: dentro de estos procesos degenerativos del cerebro en las personas mayores se afectan las neuronas que están en el hipocampo, con lo cual no logramos reafirmar las cosas que queremos aprender.

Por lo tanto, si no quieren tener olvidos como el mío la semana pasada, bajen sus niveles de estrés.

Edilberto Peña