¡Comparte en tus redes!

Posiciones saludables al dormir

Dormir es tan importante para el ser humano como lo es comer y tomar agua, el descanso es imprescindible en la vida diaria. Descansar correctamente te ayuda a tener más energía, te vuelves más inteligente y más concentrado.

Cuando pasas una noche difícil en la cual no lograste conciliar el sueño, tu día se te hace más pesado, es como si estuvieras muerto en vida, por ello no debes descuidar nunca tu descanso. Deshazte de ese hábito de tomar tu celular antes de dormir, no te desveles viendo películas por Internet, un buen descanso te ayuda a tener mejor salud corporal y mental.

SABIDURÍA QUE AYUDA: Los especialistas recomiendan que los adolescentes de entre 14 y 17 años duerman 10 horas por noche; los jóvenes de 18 a 25 entre 7 y 9 horas al día, nunca menos de 6 ni más de 10 u 11 horas; las personas de 26 a 64 años deben dormir 8 horas, según la National Sleep Foundation deben ser entre 7 y 9; los mayores de 65 años deben dormir entre 7 y 8 horas por noche.

Dormir de espaldas

Dormir de espaldas

 

Pero no sólo se trata de dormir y ya, hay algunas posiciones que son ideales para tener un placentero descanso, la forma en que te acuestas repercute mucho en tu salud, Una mala postura al dormir te produce dolor de abdomen, cuello y espalda, incluso puede provocarte arrugas prematuras. Aquí algunas posiciones saludables al dormir.

1.- Dormir de espaldas. ¡MUY RECOMENDADO! Como mantienes una postura neutral con tu, cabeza, cuello y espina dorsal previenes  el dolor de cuello y espalda. Gracias a que mantienes tu cabeza a una altura superior a la de tu estómago reduces el reflujo.

Nada hace presión con tu rostro, así que con esta actividad reduces la aparición de arrugas. Lo malo es que esta posición te hace roncar. La almohada ideal será aquella que mantenga tu cuello y cabeza soportados, sin levantarlos demasiado.

Dormir de lado

Dormir de lado

 

2.- Dormir de lado. ¡BUENA POSICIÓN! Es malo para la cara y tus senos, pues hay exceso de contacto, te puede provocar flacidez en la piel de tu rostro y senos. Si duermes de lado se recomienda una almohada gruesa para llenar el espacio vacío encima de tu hombro, así podrás permanecer en una posición neutral.

Esta posición es muy útil durante el embarazo, si duermes del lado izquierdo favoreces la circulación de la sangre. Esta posición reduce los ronquidos pues alargas tu columna y minimizas el reflujo.

 

 

Dormir en posición fetal

Dormir en posición fetal

3.- Dormir en posición fetal ¡NO LO HAGAS! Los especialistas recomiendan no dormir en esta posición, pero si lo haces no encorves demasiado tu columna, esta posición te produce dolores artríticos. Lo malo es que tus rodillas están dobladas todo el tiempo y lastimas tu cuello y espina dorsal, restringes la respiración del diafragma y hay arrugas faciales prematuras por la presión en el rostro y en los senos.

Sin embargo, esta posición te puede ser útil durante el embarazo. Te recomendamos una almohada gruesa para que tengas un espacio cómodo encima de tu hombro y tu cabeza y cuello tengan estabilidad.

 

 

 

Dormir boca abajo

Dormir boca abajo

4.- Dormir boca abajo. ¡NO LO HAGAS! Dormir boca abajo es un tanto incómodo, esto hace que tu espina dorsal no tenga una postura cómoda. Tu cabeza estará en una posición poco cómoda, por lo tanto es seguro de que amanezcas con dolor.

Con esta posición ejerces más presión sobre las articulaciones y los muslos, esto te provoca dolor porque hay irritación en tus nervios. Cuando duermes boca abajo puedes tener entumecimiento y hormigueo en algunas zonas de tu cuerpo.

Alberto Brito