¡Comparte en tus redes!

Posiciones sexuales durante el embarazo

embarazo-sexoPor miedo a lastimar al feto, muchas parejas suspenden su vida sexual durante el embarazo; sin embargo, debes saber que es perfectamente seguro tener relaciones.

Lo cierto es que los cambios físicos que experimentarás pueden complicar el acto sexual. Conforme tu vientre crezca, les resultará más difícil encontrar una posición cómoda para la penetración; así que tendrán que ponerse creativos.

Para ayudarte a gozar al máximo esta etapa, aquí te dejamos una selección de las mejores posiciones sexuales durante el embarazo:

  • Perrito. Durante el primer y segundo trimestre es recomendable que la pareja opte por esta posición, ya que permite cambiar la profundidad de la penetración según la sensibilidad de la futura mamá. Con ello, evitarás que tus relaciones sexuales sean dolorosas o que el cuerpo de tu pareja y el colchón aplasten tu vientre. Además, no realizas ningún esfuerzo y permites que tu clítoris sea estimulado. Para adoptar esta posición, debes colocarte sobre tus rodillas y manos, para que tu pareja te penetre por detrás. Para intensificar el placer, tienes que apoyarte sobre los codos, para permitir una mejor estimulación del punto G.
  • Cuchara. Puedes recurrir a esta posición durante todo el embarazo, ya que disminuye la presión sobre el abdomen y la penetración es poco profunda. Para adoptar esta posición, debes acostarte de costado, mientras tu pareja está detrás de ti para penetrarte. La mejor parte es que las manos de ambos estarán libres para acariciar sus zonas erógenas.
  • Unión del loto. Esta posición es ideal para quienes buscan orgasmos intensos y penetraciones profundas. Además, permite que la mujer controle la velocidad de los movimientos. Para adoptar esta posición, el hombre deberá sentarse en el suelo o en la cama, doblando las rodillas y abriendo las piernas para que las plantas de los pies queden unidas. Tú deberás sentarte sobre él, de frente y a horcajadas, cerrando tus piernas en torno a su cintura, con tus pies sobre el suelo o la cama.
  • El columpio. Esta posición te permitirá controlar la profundidad de la penetración y el ritmo; sin embargo, no es recomendable que la utilicen a partir del tercer trimestre, pues el peso de tu vientre hará que los movimientos te resulten más difíciles. Para adoptar esta posición, deberás colocarte sobre tu pareja, dándole la espalda. Él estará sentado con las piernas extendidas y ligeramente abiertas. Su torso estará inclinado hacia atrás, apoyando su peso en las manos. Tú deberás arrodillarte sobre él, con los muslos plegados y separados por las piernas de tu pareja. Usa tu mano para guiar su pena hacia tu vagina. Llegada la hora de la acción, te recomendamos que te aferres a sus muslos para que tengas estabilidad durante los movimientos de cadera.
  • La ofrenda secreta. Con esta posición puedes relajarte y dejar que tu pareja te lleve al éxtasis, sin que tu espalda o vientre te molesten. A diferencia de otras posiciones, la ofrenda secreta permite que la penetración sea profunda, por lo que tu orgasmo será más intenso. Para adoptar esta posición, deberás acostarte de lado con las piernas extendidas. Cuando tu pareja se acerque, doblarás la pierna que no reposa en la cama, llevando tu rodilla hacia el pecho. Tu pareja se arrodillará a horcajadas sobre tu pierna extendida. Se inclinará y apoya sus manos a cada lado de tu pecho. La penetración se hará de lado, por lo que la fricción de tu vagina y su pene les dará el mejor orgasmo.

¿Conoces otra posición para disfrutar al máximo tu vida sexual durante el embarazo?