¡Comparte en tus redes!

Prepara a tu hijo para la llegada de un hermanito

mamaninaUn segundo embarazo es motivo de alegría y emoción para casi toda la familia. Tu primogénito no estará muy feliz con la noticia. Dejar de ser el centro de atención y ver que toda su vida se transforma no será algo fácil de aceptar.

Ante un cambio tan dramático, muchos pequeños comienzan a portarse mal o presentan regresiones en su desarrollo. Incluso, pueden volver a mojar la cama o querer usar biberón de nuevo.

De ahí la importancia de prepararlo para la llegada del bebé. El manejo que des a la situación impactará directamente en la relación que tenga más adelante con su hermanito.

  • Anuncio. No existe una forma correcta o incorrecta de explicarle a tu hijo que va a tener un hermanito; sin embargo, es necesario que le expliques los cambios que habrá y que ello no implica que lo dejen de querer. Recuerda que mientras más tiempo le des para asimilar la noticia, será mejor.
  • Sencillez. Emplea palabras y expresiones que tu pequeño pueda comprender. No profundices demasiado en los detalles y permite que él haga las preguntas. Eso te servirá de guía para saber lo que debes o no decirle. Seguramente, querrá saber de dónde vienen los bebés, pero no tenga mucho interés en conocer los pormenores de la sexualidad humana, por lo que podrías limitarte a explicarle que los bebés vienen del vientre de las mamás. Si quiere saber más, lo preguntará.
  • Involucrarlo. Para que no se sienta relegado, tu hijo debe formar parte de todo el proceso. Pídele que te ayude a pensar en posibles nombres para su hermanito, a escoger la ropa que le pondrán al salir del hospital y a hacerle un regalo de bienvenida. También puedes llevarlo a alguna cita médica, para que escuche el latido del corazón del bebé.
  • Vínculo. Como parte de la estimulación prenatal, tu hijo puede platicar con el bebé, cantarle o hasta contarle una de sus historias favoritas. Con ello, establecerán un vínculo que irá fortaleciéndose con el paso del tiempo.

Lo más importante es que tu hijo tenga claro que la llegada del bebé será bueno para toda la familia y que ser el hermano mayor tiene sus ventajas.