¡Comparte en tus redes!

¡Prepárate! Tu bebé no tarda en gatear

gatear_bebeSeguramente, te mueres de ganas de que tu bebé aprenda a caminar. Estás ansiosa de verle correr por todos lados y jugar con él, pero debes recordar que antes de que eso ocurra, el pequeño tendrá que gatear.

Gatear le permite a tu bebé desarrollar sus habilidades motoras y entrar en contacto con el mundo que le rodea. Aunque cada niño es diferente, por lo general, dan este primer paso hacia su independencia entre los ocho y nueve meses de vida.

Desde luego, no puedes esperar que de un día para otro se apoye en sus cuatro extremidades y comience a andar. Debe pasar por todo un proceso en el que evaluará la fuerza y resistencia de sus brazos y piernas.

Al principio, sólo se acostará boca abajo, poco a poco irá levantando sus brazos para colocarse a una altura que le permita ver todo aquello a su alrededor. Por último, levantará sus pompas para quedar completamente apoyado en sus manos y rodillas, descubriendo al fin que es capaz de moverse si arrastrarse.

Si tu bebé ya está cerca de los diez meses de vida y no ha hecho ningún esfuerzo por intentar gatear, no debes preocuparte. De acuerdo con los expertos, no todos los bebés gatean. Algunos de ellos se lanzan a caminar desde el principio. Por supuesto, esto dependerá de qué tan seguro se sienta para ponerse de pie y comenzar a moverse.

En caso de que no quieras que se salte ninguna etapa y quieras enseñarle a gatear, los especialistas recomiendan:

  • Alfombra. Colocar una alfombra de juego. Ésta le permitirá sentir el roce del material contra su piel, sin que ello le cause alguna lesión, como ocurriría con cualquier otro tapete. Además, evitará que se resbale.
  • Estimulación. Aléjate un poco de él y llámalo para que se acerque a ti. Esto estimulará el deseo de moverse y buscará la forma de lograrlo.
  • Paciencia. Recuerda ser paciente y jamás gritarle. Cada niño es diferente, por lo que no puedes esperar que sus habilidades motoras se desarrollen a la misma velocidad que las de sus hermanos, primos, familiares, etcétera.
  • Seguridad. Para evitar que el pequeño se lastime, debes cubrir las esquinas de las mesas, quita todos los objetos que pueda tirar, tapa los enchufes y asegura los cables.

Si sigues estas recomendaciones, pronto verás a tu angelito limpiando los pisos con su ropa, mientras gatea.

 

En caso de que ya haya dado sus primeros pasos, debes tomar algunas medidas de seguridad para evitar que se lastime. Chécalas aquí.