¡Comparte en tus redes!

¡Prepárate porque están a punto de despedirte!

senales_despedirteEstamos seguros de que es lo último que quisieras leer es que estás a punto de quedarte sin trabajo, pero… ¿no crees que es mejor estar preparado para tomar la noticia con calma y empezar a buscar un nuevo empleo?

Además, no es algo definitivo. Aún podrías lograr que tu jefe cambie de opinión. Sólo tienes que prestar atención a las señales y tomar las medidas necesarias.

Cuando una empresa está lista “para dejarte ir” o “no puede seguirte reteniendo” suelen presentarse varias situaciones que te alertarán. Por supuesto estas señales pueden variar en función de la personalidad de tu jefe, pero la mayoría opta por adoptar estos comportamientos:

  • Tienes menos responsabilidades y más tiempo muerto
  • Han dejado de solicitar tu presencia en las juntas y reuniones de trabajo.
  • Han dejado de pedir tu opinión sobre proyectos y asuntos relevantes.
  • No prestan atención a tus horas de llegada y salida. No les importa si sales de la oficina a media jornada y básicamente les da igual si estás o no.
  • Te cambian de lugar y ahora tu escritorio está en el rincón más alejado de la oficina.
  • La relación con tu jefe es tensa y cada vez más distante.
  • Siempre que hablas con tu jefe, evade tu mirada.
  • Tus compañeros ya no te invitan a ir a comer con ellos.
  • Al acercarte a un grupo de compañeros notas que cambian la conversación.
  • Surgen rumores sobre un posible recorte de personal y/o una restructuración de la empresa.
  • Cuando te asignan trabajo, duplican o triplican la carga habitual.
  • Tus tiempos de entrega se reducen al máximo y resulta que todo urge para ayer… ¡o antes!
  • No te pagan a tiempo con la esperanza de que reclames y les des pie para despedirte.
  • Supervisan tu trabajo con lupa para encontrar errores.
  • Comienzan a llegar nuevos empleados a tu área.
  • Descubres que en internet hay una oferta para un puesto de trabajo igual al tuyo (no te engañes, es tu puesto).

Si te identificas con más de tres de estas señales, es que están a punto de despedirte.