¡Comparte en tus redes!

¿Presión baja o alta? Conoce qué hacer y cómo ayudarte

¿Presión baja o alta? Conoce qué hacer y cómo ayudarte

¿Presión baja o alta? Conoce qué hacer y cómo ayudarte

Tener la presión alta o baja no es nada agradable, lo mejor es consultar a tu médico y que él te proporcione las mejores soluciones, aquí algunas ideas de qué hacer cuando tienes la presión alta o baja.

Presión baja

Se denomina hipotensión y se trata de un motivo de preocupación para personas que sufren de la tensión, en episodios fuertes podría producir problemas de corazón o derrames cerebrales. algunos de los síntomas son mareos, náuseas, visión borrosa, sensación de debilidad, sensación de confusión y pérdida de la conciencia. Por lo general estos síntomas ocurren cuando una persona se pone de pie o cambia de posición.

Algunas recomendaciones que te pueden ayudar son: No realices movimientos bruscos, levántate despacio de la cama, evita estar de pie mucho tiempo, come algún alimento salado, bebe mucha agua, no te saltes los desayunos, no consumas alcohol. Cuando se te baje la presión recuéstate con las piernas elevadas o siéntate con la cabeza abajo, abre las ventanas y respira aire fresco.

Si los síntomas empeoran y te desmayas, te falta el aire, tienes dolor en el pecho, taquicardia, diarrea o vómito, consulta a tu médico, podría tratarse de algo más serio.

Presión alta

La presión arterial alta o hipertensión se trata con medicamentos, en la mayoría de los casos no se presentan síntomas, se detecta cuando visitan a su proveedor de atención médica o se la hacen medir en otra parte. Como no se localizan los síntomas, las personas pueden sufrir cardiopatía y problemas renales sin saber que tienen hipertensión arterial.

La hipertensión maligna es una forma peligrosa de presión arterial alta. Algunos de esos síntomas son dolor de cabeza, náuseas, vómitos, confusión, cambios en la visión y sangrado nasal.

Para evitar que se te suba la presión evita el consumo excesivo de sal, consume suplementos como la coenzima Q10, el omega 3, el aceite de pescado, el ajo, la curcumina (de la cúrcuma), el jengibre, la cayena, el aceite de oliva, las nueces, la cimicifuga racemosa, el espino blanco, el magnesio y el cromo. consume vitamina B, pues ayuda a bajar los niveles de homocisteína en la sangre que podrían causar problemas cardíacos. También puedes encontrar estos nutrientes en los alimentos que consumes a diario. No fumes y mantén un peso saludable.