¡Comparte en tus redes!

Pretextos para que ese chico te invite a salir

Hay un chavo que te late pero no quieres ser tú quien lo invite a salir, tienes todos los deseos de que él de el primer paso, pero no le pasa por la mente de que tú mueres porque te invite a salir, así es de que comienzas a planear una estrategia. Aquí te damos algunas ideas y pretextos que te pueden funcionar para que él te invite a salir.

1.- Investiga un poco. Si ya lo conoces o es uno de tus íntimos amigos ya sabrás sus gustos, pero si sabes muy poco de él comienza por averiguar qué le gusta, cuáles son sus pasiones, qué es lo que más le divierte.

2.- Gánate su confianza. Comienza a acercarte y a platicar más con él, el chiste es que te hagas presente o al menos que converses más tiempo con él.

3.- No hay quién me acompañe. Siempre es bueno lanzar un comentario cuando estés cerca de él, "tengo que ir a cierto lugar, pero la verdad no tengo quién me acompañe", ese argumento nunca falla, y si las cosas están a tu favor y él no tiene nada que hacer seguro te dirá "si quieres yo te acompaño".

4.- No tengo nada que hacer este fin de semana. Estás platicando con él y de repente le dices "no tengo nada que hacer este fin de semana". Si el destino te pone buena cara y él está planeando invitarte a salir matarás dos pájaros de un tiro y las cosas se facilitarán para los dos.

5.- Yo quería hacer algo este fin. Cuenta que tenías grandes planes, pero de pronto las cosas no salieron como querías, y le dices "yo quería hacer algo este fin", pero no se pudo. Las cosas salen mejor si pones carita de triste. Si de plano no te invita y no es porque tenga el fin ocupado es porque no está interesado en ti.

6.- Me gustaría conocer ese lugar. Expresar tu curiosidad por conocer un lugar te ayuda, posiblemente él también tenga ganas de visitar el mismo sitio.

7.- Invítalo tú. No tiene nada de malo dar el primer paso, si las cosas no se dan al menos lo habrás intentado, y si sedan, qué bueno que diste el primer paso.

Cómo ligarte a un chico tímido, aquí.

La forma de tomar la mano habla mucho de tu pareja, aquí.