¡Comparte en tus redes!

Prevención del abuso sexual. Parte 2

Irene ToricesPrevención del Abuso Sexual Infantil

El planteamiento del trabajo en prevención del Maltrato Infantil ha evolucionado hacia la promoción del buen trato a la infancia. Dentro del buen trato, y en lo concerniente al abuso sexual infantil (ASI), hay un factor al que se debe dar prioridad: la construcción de vínculos afectivos entre la persona adulta y la menor de edad. Las personas adultas deben diferenciar la interacción con niñas, niños y adolescentes de la vinculación con ellos. Cuando una persona adulta interactúa con una persona menor está compartiendo su tiempo y facilitándole aprendizajes, pero cuando se vincula a esta pasa a ser un referente afectivo, una presencia individual e insustituible: lo que haga o deje de hacer en adelante puede condicionar su desarrollo. Se constituye en el espejo, en el cual la niña, el niño o adolescente se miran y van configurando su propia imagen, su propia identidad.

Es necesario entonces que esta interacción-vinculación se centre en los Pilares del buen trato:

  • Reconocimiento de la infancia como personas sujetas de derechos
  • Respeto al desarrollo evolutivo del niño y la niña
  • Desarrollo de empatía
  • Desarrollo de habilidades de comunicación efectiva
  • Facilitar la vinculación e interacción afectiva respetuosa y libre de violencia
  • Favorecer la resolución no violenta de conflictos

METODOLOGÍA DEL TRABAJO DE PREVENCIÓN DEL ASI

  • Involucrar a la familia y a diversidad de agentes sociales
  • Apoyo y asesoramiento de profesionales en el campo
  • Consideración especial a grupos en mayor riesgo de vulnerabilidad
  • Planificación del programa y evaluación del mismo considerando el contexto familiar y social
  • Evaluación previa y posterior de todos los programas de prevención

Niveles del trabajo de prevención

Primaria: Se dirige a población general cuando no ha ocurrido el abuso, lo cual favorece la detección oportuna en caso de que suceda.

Secundaria: Dirigida a poblaciones en situación de riesgo, lo que impide se incremente la vulnerabilidad.

Terciaria: Ha ocurrido el abuso, hay que desarrollar pautas de auto protección, tratamiento y rehabilitación eficaz. Si es posible, el trabajo con la persona agresora.

Prevención Primaria

Contenidos sugeridos para el trabajo con niñas y niños:

  • Conocimiento del cuerpo
  • Secretos que se pueden contar y que no se pueden contar
  • Contactos adecuados e inadecuados
  • Conductas privadas y públicas
  • Expresión de emociones y sentimientos
  • Asertividad y respeto
  • ¿A quién y cómo solicito ayuda?
  • Habilidades de autoprotección y seguridad personal
  • Derechos de la infancia
  • EDUCACIÓN INTEGRAL DE LA SEXUALIDAD

Prevención Secundaria

  • Formación de educadores y educadoras
  • Proporcionar pautas y contenidos para trabajar el abuso sexual en el aula
  • Sensibilizar a profesionales de la educación
  • Favorecer la coordinación con el sector salud y asistencia social
  • Informar a las familias, niñas, niños y adolescentes de los recursos de los que disponen en la comunidad ante el abuso sexual

Prevención Terciaria – Menores

  • Educación afectiva
  • Favorecer el desarrollo de estrategias de defensa
  • Atender los sentimientos de culpa
  • Mejorar la autoestima
  • Manejo de la ira
  • Educación integral de la sexualidad
  • FORTALECIMIENTO DE COMPONENTES DEL DESEMPEÑO PERSONAL

Prevención Terciaria -Ámbito Escolar

  • Acompañamiento a niñas, niños o adolescentes
  • Garantizar la privacidad de la información
  • Seguimiento al proceso que sea necesario que enfrente
  • Comunicar los casos identificados
  • Trabajo en redes
  • Evitar la negación de situaciones de violencia y abuso
  • Realizar intervenciones educativas preventivas
  • Propiciar la protección del alumnado

La evidencia disponible señala que el abuso sexual es evitable y se puede prevenir. La detección e intervención tempranas pueden ayudar a reducir su recurrencia y a paliar sus consecuencias, al permitir que se aparte al niño, niña o adolescente de quien le agrede y se le proporcione la atención apropiada destinada a aminorar sus secuelas y darle los recursos para que se proteja.

Por Irene Torices Rodarte

geishad@geishad.org.mx

Irene Torices Rodarte