¡Comparte en tus redes!

Mi primer acercamiento al BDSM

Alessia Di BariEl fin de semana tuve mi primer encuentro formal con el mundo BDSM, me armé de valor, porque hacía ya mucho tiempo que tenía ganas de conocer –siempre me han llamado la atención ese tipo de prácticas- y finalmente fui (con mi mejor amiga) a un curso de “Aplicación erótica de cera y juegos con velas en el BDSM” impartido por Krystal de Sade y el Marqués Alexander de Calabozo Mx.

La cita fue a las 5:45 pm, en la colonia Roma. Mi amiga y yo, llegamos puntuales al lugar, subimos y pagamos nuestra entrada con material incluido (3 velas y una crayola). El taller empezó alrededor de las 6 de la tarde y lo primero que hicimos fue presentarnos y decir si éramos “dominadores”, “sumisos”, “switch” o “sin rol”… contrario a lo que pensé, había mucha gente nueva y por lo tanto, la mayoría que estábamos ahí “no tenemos rol”… de menos no asumido –todavía-.

Todo el tiempo el ambiente siempre fue muy respetuoso, abierto y divertido, lo que hizo mucho más fácil el aprendizaje y el animarnos –a quienes quisiéramos- a hacer preguntas del tema.

Krystal fue la encargada de explicarnos, durante la primera mitad del taller, primero toda la parte teórica acerca de las velas y su uso; la importancia del punto de fusión (la temperatura a la cual se derrite –en este caso- una vela) para estar atentos y no lastimar a nuestro(a) compañero(a) de juegos. Después hizo una demostración en vivo, realmente espectacular, al menos para mi.

Nos dio una probadita de todo el contexto que puedes crear alrededor de las velas y el juego erótico con cera; música y luces incluidas y finalmente retirar la cera del cuerpo con un juego erótico con cuchillo ¡espectacular! ¡Lo amé!

Francamente, después de ver lo que hizo, lo único que podía pensar era: “¡Quiero que alguien me haga algo así, por favor!”… me dejó marcando ocupado un buen rato.

En el break me acerqué a platicar con el Marqués, le pedí permiso para escribir esta columna y contar mi experiencia en ella y se portó tipazo; luego entonces, aquí estoy, intentando plasmar todo lo que viví en palabras.

La segunda parte del taller fue práctico; es decir, podías pasar al frente en pareja y probar los diferentes tipos de ceras y de técnicas. Aunque me daba mucha curiosidad, yo no pasé, todavía no me sentía lista para exponerme frente a un grupo… pero me sentí cómoda observando a los más arriesgados que sí se animaron a probar una experiencia diferente. Para mí, lo más importante es que siempre, todo, rodeado de buena vibra, curiosidad, ganas de aprender y respeto por todos. En ningún momento me sentí ni sentí que presionaran a alguien para probar, simplemente cada uno de nosotros a su ritmo y hasta donde estuviera bien para nosotros.

Finalmente, después de la práctica. El Marqués explicó y mostró otras formas de usar las velas en el contexto BDSM, como parte de la “tortura” hacia el sumiso, para mí francamente divertido y enriquecedor.

Al final, después de la experiencia, me quedo con un gran sabor de boca, con ganas de seguir aprendiendo y lista para –de menos- quererlo poner en práctica… ¡ahora sólo me falta el sujeto dispuesto a entrarle al juego!

Si alguna vez has querido experimentar algo al más puro estilo de 50 sombras de Grey, pero en serio… este lugar es para ti. Yo creo que la sexualidad está llena de recovecos interesantes y valdría la pena darte la oportunidad de conocer diferentes maneras de explorarla y disfrutarla. Esta sólo es una opción más, te la dejo aquí, por si –igual que yo- tienes ganas de conocerla un poquito más a fondo.

Alessia Di Bari