¡Comparte en tus redes!

Es tu primer trabajo y tu jefa te acosa, ¿qué hacer?

Este es un caso particularmente difícil, ¿cuándo se ha escuchado que una mujer sea denunciada porque estuvo acosando a un hombre? La gente te dirá comentarios como "aprovecha, no seas tonto", "pues déjate tantito, pues total, eres hombre", etc. Cuando se sabe del caso de una mujer que sufre acoso en su trabajo muchas personas son capaces de defenderlas, aconsejarlas y de hablar a su favor, pero no es lo mismo desde otro ángulo. ¿Qué pasa cuando una mujer acosa a un hombre?, ¿es menos hombre si decide no ceder?

Si una mujer acosa a un empleado, ya sea subordinado o compañero de trabajo, también es ilegal, ¡claro que sí! Parece broma pero es verdad que hay muchos hombres que sufren en silencio por temor a ser el blanco de burlas por parte de sus compañeros, la molesta e incómoda situación de estos hombres se complica porque pocos le creerían, incluyendo sus mujeres, ¿apoco tú sí le creerías a un hombre si te dice que una mujer lo acosa? ¡Ah!, ¿verdad? Aquí una serie de ideas que pueden servirte de mucha ayuda.

Es tu primer trabajo y tu jefa te acosa, ¿qué hacer?

Es tu primer trabajo y tu jefa te acosa, ¿qué hacer?

1.- Ignora el asunto. A veces resulta a la primera, ignoras la insinuación de la chica y de inmediato entenderá que quieres ser una persona fiel y no deseas ser infiel a su esposa o novia, o bien que la susodicha simplemente no te atrae. De esta forma las insinuaciones pueden desaparecer desde el primer momento.

2.- Habla directamente. A veces una dama puede ser muy insistente, al principio podría tratarse de una bromita inocente, pero la situación puede convertirse en un incómodo acoso. Habla directa y claramente con esa mujer, dile la neta, "quiero mucho a mi esposa y la amo, discúlpame", no des lugar a ninguna posibilidad.

3.- Separa tu trabajo. Estás en esa empresa por tus méritos, y vas a escalar por tu buen desempeño, no por seguirle el juego a tu jefa, recuerda que corres el riesgo de perder tu chamba. Después ella te podría voltear la cosa, ¿y ahí cómo le haces?

4.- Habla con tacto. La ventaja que tienes es que puedes hablar las cosas de forma inteligente, quizá deseas seguir trabajando en ese lugar, así que mejor habla con mucho tacto. "Prefiero no mezclar el placer con el trabajo, sé que es broma, pero de todas formas créeme que jamás tendría una relación en el trabajo, sobre todo porque amo a mi esposa".

5.- Evita estar a solas. Quizá te estén poniendo una trampa, ten mucho cuidado, aléjate de las situaciones comprometedoras, procura no estar a solas con esa mujer, mantén tu distancia. Ella podría decir que eres tú quien la molesta. Si va a tu oficina o si te llama a su oficina deja la puerta abierta.

6.- Recuerda a tu pareja. Háblale de cuánto amas a tu mujer o de las cosas que harás en casa, remarcar que tienes una pareja ayudará bastante.

7.- Denuncia. Si no tienes éxito al tratar de manejar las cosas interpón una denuncia y busca asesoría jurídica, puede ser un abogado, recursos humanos o las autoridades de la empresa para abordar el tema. Documenta tu caso (lugares, fechas y horas) e investiga si hay otros hombres que han sido acosados por la misma mujer. Son mejores los consejos de alguien que no esté vinculado al trabajo.

Las ventajas de dar el ¡fua!, en tu chamba, en este link.

La otra impuntualidad, evítala para ser más eficiente, aquí.

Cosas positivas que todo buen Godínez adopta al entrar a trabajar, en este enlace.