¡Comparte en tus redes!

¿Princesa o guerrera?

 

princesa

Fuente: Tumblr.com

¿Princesa o guerrera? La sociedad desde que se está en la panza de mamá ya tiene planes para ti. Todo el mundo está ansioso por la llegada del nuevo integrante de la familia lo más emocionados por sobre todas las cosas por supuesto, los papas.

Después de saber el sexo del bebé se avocaron a comprarle todo lo necesario: cuna, ropita, juguetes, y no puede faltar la decoración del que va a ser su espacio.

Y comienza la asociación y estigmatización de la nueva personita que va a llegar

Rosa- niña; princesa, muñecas, fresitas, vanidad, vestidos, coquetería, tranquilidad, sutileza.

Azul- niño; súper héroe, carritos, fuerza, virilidad, caballerosidad, apoyo.

El niño/a que venga ya tiene adquirido un paquete en el cual desempeñará un rol, dentro de la sociedad sin que él lo sepa; en muchas ocasiones no sucede así ¿qué pasa cuando se rompe con el molde? ¿Cuándo en lugar de ser princesa se es guerrera?

María Esther nos habla en está ocasión de esta dualidad. Estos patrones se encuentran presentes en todos lados, desde los medios de comunicación hasta la forma a través la cual nos educan nuestros padres y que desencadenará nuestro desenvolvimiento ante la sociedad.

Desde ese momento tienes que ser princesa, pero ¿qué pasa si quieres ser las dos princesa y guerrara?

En las películas de Disney conforme ha pasado el tiempo se ha visto una evolución en el desarrollo de los personajes en los cuentos de hadas. Antes describían a una princesa como alguien que buscaba en todo momento a su príncipe azul, valiente, la realización de sus sueños, llegar al matrimonio con el hombre más guapo del reinado, que sabía que siempre iba a estar protegiéndola y cuidándola de los villanos; por ejemplo la bella durmiente, Cenicienta, etc.

Actualmente está visión ha cambiado drásticamente. Las princesas actuales defienden siempre sus ideales ante cualquier costa, están en lucha constante protegiendo a sus familias y seres queridos. Y lo más importante no dependen en ningún momento de un hombre que este ahí siempre; si llega para acompañarlas en la aventura ¡está increíble!, pero tampoco se están muriendo si esto sucede. Un claro ejemplo de esto es Moana, Valiente,Mulán.

Esto es en la fantasía, pero si lo aterrizamos en la actualidad ¿¿qué sucede? Las batallas que presenta día a día una mujer guerrera son cada vez más complicadas; vivir una relación complicada, infidelidad, divorcio, sacar adelante a una familia por cuenta propia sin el apoyo de nadie ¡no es nada sencillo!

Todo radica en no ser extremistas, pero saber que podemos salir adelante, ser auto suficiente en lo emocional, de pensamiento y decisión.

¡Checa el video!