¡Comparte en tus redes!

¿Qué productos de higiene personal pueden estar afectando tu salud?

Cremas, pastas dentales, desodorantes y jabones son sólo algunos de los productos de higiene personal que seguramente utilizas todos los días.

La fórmula de muchos de estos artículos contiene triclosán, un químico usado como desinfectante, conservante o antiséptico, y el cual es analizado por la Administración de Alimentos y Medicina de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) por sus posibles efectos nocivos para la salud.

En un inicio, el triclosán se empleaba únicamente para prevenir infecciones bacterianas en los hospitales, pero su uso se ha generalizado en los productos antibacterianos usados en el hogar.

I_D_prodhigiene

Desde 1997, cuando el líder de ventas en pastas dentales lanzó una fórmula que contenía la sustancia, científicos de todo el mundo han alertado sobre sus efectos en el organismo, aún en dosis bajas.

Algunas de las investigaciones realizadas hasta ahora señalan que el triclosán altera el sistema endocrino y el funcionamiento hormonal reproductivo; además, dificulta las contracciones a nivel celular en las fibras musculares y en el corazón.

En el estudio realizado se observó que los ratones empleados mostraron una reducción de hasta el 25% de su función cardíaca, sólo tras 20 minutos de exposición a la sustancia.

Por si fuera poco, los roedores redujeron en 18% su fuerza de agarre en las extremidades durante 60 minutos, después de haber recibido una dosis única de triclosán.

Aunque es necesario hacer más estudios para considerar que estos resultados pueden aplicarse a los seres humanos, científicos y organizaciones civiles han lanzado iniciativas para pedir que el químico se elimine de los productos de higiene personal. Sobre todo porque no existen evidencias de que la sustancia aporte algún beneficio a la salud.

Hasta nuevo aviso, el triclosán en una concentración máxima de 0.3% en los siguientes productos:

  • Pastas de dientes.
  • Jabones de manos.
  • Jabones corporales y geles de ducha.
  • Desodorantes (no en aerosol)
  • Polvos compactos.
  • Maquillajes
  • Talcos
  • Productos para combatir el acné
  • Productos para la higiene de las uñas previos a la aplicación de uñas artificiales.

 

Fuente: ABC, NaturSan, Vanguardia, OCU

NOTAS RELACIONADAS

¡Ten cuidado! Daños a tu bebé  por la exposición prolongada al sol. Aquí.

Las enfermedades más comunes de un oficinista. Aquí.

¡Aguas con los químicos! Tu ropa no es tan segura como parece. Aquí.