¡Comparte en tus redes!

¿Cómo identificar a un profesional de la sexología?

Profesionalización de la Sexología en México: construyendo poblaciones empoderadas y antidiscriminatorias

El pasado viernes 3 de febrero tuvimos el chance de acudir a una rueda de prensa con bastante punch, allá por Avenida Revolución al sur de la CDMX.

ColMeSex

 

 

En la Dirección General de Profesiones fue donde directivos e integrantes del Colegio Mexicano de Posgraduados en Sexología (ColMeSex), hablaron de la gran relevancia que tiene la profesionalización de la Sexología en México.

¿Por qué tanto azote en que se profesionalice la Sexología?

Neta que más que azote, es un tema que de manera casi invisible, impacta nuestras vidas en diferentes niveles y a través de una herramienta que usamos a destajo: el lenguaje.

Cuando de temas sexuales se trata, ¿cuántas veces te has topado hablándole a tus hijxs, sobrinxs y parientes, a manera de "sinónimos" de los órganos sexuales reproductivos?

¿Te suenan sustitutos como "coso", "florecita" y rollos así, cuando llegas a referirte a penes y vaginas? Si es así, hoy en IDEAS QUE AYUDAN, te decimos por qué es mejor que hables las cosas como son.

Formación de vidas

La presidenta de el Colegio Mexicano de Posgraduados en Sexología, Irene Torices, nos habló de cómo en la sociedad un buen abordaje del sexo en las instituciones educativas y por supuesto, desde casa, favorecen y transforman la manera en la que viven las personas desde temprana edad.

No llamarle a las cosas como son

Que "rebautices" o sustituyas los nombres de penes y vaginas–por mencionar los ejemplos más citados– en la educación sexual de [email protected] niñ@, impacta en la educación sexual que das a tu comunidad y en tu entorno más cercano, donde lo sexual aparece como tabú, como algo de lo que sólo los adultos deberían hablar, dejando a los chavitos que los rodean en una orfandad educativa y aunque no lo creas, vulnerables en materia de derechos y prevención de abusos o embarazos a temprana edad.

¡Pero, cómo?

Como colegio de profesionales en la rama de la sexología, el Colegio Mexicano de Posgraduados, es el primer colegio de profesionales de esta rama de la ciencia en México y en el mundo, que busca profesionalizar el ejercicio de la sexología en beneficio de la sociedad.

No tiene que ver con nada mocho, ni lleno de prohibiciones, si no todo lo contrario, es un esfuerzo por acercarse de manera institucional a escuelas, familias, adultos y jóvenes para favorecer el desarrollo de su sexualidad en una búsqueda de responsabilidad, pero sobre todo de claridad dentro del lenguaje, los valores y la comunicación que llevamos desde casa entorno al tema.

Irene Torices, presidenta de el Colegio Mexicano de Posgraduados en Sexología, señaló en rueda de prensa que en los últimos años, 4 de cada 10 personas que se dicen expertos en la profesión, no cuentan con formación de posgrado, ni con cédula profesional que les acredite para ello.

Lo que busca el ColMeSex, no sólo es que padres de familia o los jóvenes se acerquen al tema, si no también especialistas de la sexología educativa, sexología clínica, sexología psicosocial, sensibilizadores de grupos en sexualidad y sexología de la discapacidad se acerquen para promover la  educación y atención científica, humana y sistémica de la sexualidad humana.

"¿Cómo identificar a un profesional de la sexología?

Toda persona tiene derecho a solicitar las cédulas profesionales que acrediten la preparación y trayectoria de quien se ostenta cómo sexóloga o sexólogo".

El Colegio Mexicano de Posgraduados en Sexología, cuenta con más de 145 asociados y asociadas con saberes certificados en 16 estados de la República Mexicana, además de ser pioneros de la sexología en nuestro país, donde hablar de sexualidad humana a veces pareciera un motivo de censura e incluso de persecución.

Trayectorias académicas, investigación, divulgación y activismo a nivel nacional e internacional son acciones de las que el ColMeSex puede hacernos sentir orgullosos cuando trabaja en la prevención de focos rojos en lo relacionado a actividades, que no sólo demeritan a la sexología como profesión legítima, sino que de manera irresponsable promueven una educación sexual pobre, construyendo poblaciones vulnerables, sociedades machistas, opresoras y discriminadoras de la mujer.

"La diferencia entre información sexual y educación de la sexualidad, radica en que la primera sólo transmite contenidos con frecuencia reforzando mitos y tabúes; mientras la segunda tiene como objetivos guiar, llevar a la reflexión, sensibilizar y concientizar, respetando los valores de todas las personas, de acuerdo a su edad, cultura, orientación o preferencia sexual, condición socioeconómica y contexto, dentro del multiuniverso de la sexualidad humana”.

La prevención de abusos, embarazos y protección a comunidades vulnerables requiere de nuestra participación y apoyo para prevenir mediante información verídica, disfunciones sexuales, embarazos no planeados, infecciones de trasmisión sexual, abusos sexuales y discriminación.

Los grupos en riesgo de  vulnerabilidad, puedan necesitar de servicios de profesionales en sexualidad con mayor “expertise”, por lo que la certificación del Colegio Mexicano de Posgraduados en Sexología  se convierte en requisito indispensable, no para contar con un título más en la pared, y sí para establecer precedentes y procedimientos de denuncia ante eventos de violencia, donde además de contar con formación de género, se sume la cuestión sexológica.

#SabíasQue: en caso de abuso sexual, un menor de edad al acudir a Ministerio Público en compañía de sus padres o tutores, si no detalla de manera técnica y específica las partes de su cuerpo en las que fue agredido, su denuncia, podría no surtir efecto?. Ahí la importancia de llamarle a las cosas como son.

He aquí la importancia de que desde casa y en las instituciones a las que acudas tú y tu familia, la sexología sea abordada por expertos para que nos guíen de manera profesional, a través de capacitaciones, textos bien revisados por nuestras instituciones educativas, donde más allá de la cuestión de estilo, sean el contenido y fondo de los textos los que en realidad ofrezcan educación sexual con conceptos adecuados y alejados de la vergüenza, que victimiza.

Acercarnos a la sexología de manera inteligente, nos puede ayudar a desarrollar una mejor convivencia social, donde las escuelas para padres, la revisión de libros de texto en materia de sexualidad y su lenguaje, formen el eje en el que la diferencia como característica nata del ser humano, favorezca nuestras interacciones, en lugar de distanciarnos.

Apoyemos la inclusión al interior de nuestras vidas y de nuestras instituciones, evitemos seguir transgrediendo el espacio vital de los demás a través de la ignorancia y del manejo legaloide de sus derechos.

Porque hablar de sexualidad, es hablar la transmisión de información y educación, a la que muchos se han acercado de manera irresponsable y en los mejores y ejemplares casos, han servido como punto de partida para discutir y abrir temas tabú donde la sexualidad es parte de nuestro lenguaje, valores, comunicación e información.

Capacitación a profesores, padres de familia, hijos y familiares, son uno de los objetivos principales para romper con la sistematización de experiencias y de la ideología enfocada sólo al género, en la que se llamen a las cosas como son para dar una conceptualización adecuada a un tema que no tiene nada de vergüenza: la sexualidad.

NOTAS RELACIONADAS

Sobre las causas y consecuencias de la infidelidad. Aquí.
¿Conoces cuáles son las enfermedades de transmisión sexual? Aquí.
La importancia de tener tu propia condonera. Aquí.