¡Comparte en tus redes!

Propuesta de matrimonio, ¡pero no estás lista!, recházala.

La cita de esta noche transcurre como cualquier otra. Están tranquilos en un restaurante platicando de sus actividades del día, cuando la conversación da un giro inesperado. Antes de que te des cuenta, tu novio está de rodillas frente a ti con un anillo en la mano realizándote una propuesta de matrimonio.

Tu primera reacción es guardar silencio, pero conforme él empieza hablar te entran unas ganas terribles de salir corriendo. Escuchas pero no entiendes sus palabras porque tu mente sólo repite una y otra vez: “¿qué está haciendo?”

propuesta chica

De pronto, te das cuenta que el susodicho te mira expectante, mientras todos los comensales te observan en silencio. ¿Y ahora? La respuesta obvia sería “sí”, pero por alguna extraña razón no estás en la misma página que tu pareja. ¡Tú no estás lista para casarte!

¿Qué haces? ¿Le dices que sí aunque después tengas que desengañarlo? ¿O con todo el temor de herir sus sentimientos le dices que no? La realidad es que no es una situación sencilla, pero aquí te damos unos tips que te pueden ayudar a salir airosa de una propuesta de matrimonio no deseada.

Primero que nada, tienes que tranquilizarte. Antes de abrir la boca respira profundo. Con la cabeza fría agradécele a tu pareja la propuesta y de la manera más educada posible dile que tienes que pensarlo. Una contestación adecuada sería: “Gracias. Es un detalle maravilloso sin embargo aún tengo preguntas sin respuesta sobre nosotros dos y que me gustaría resolver antes de dar una respuesta definitiva. Tal vez sea el momento para hablar de hijos, planes a futuro, entre otras cosas.”

Otra opción sería: “Gracias. Honestamente me sorprendió tu detalle y necesito meditar mi decisión, pues no es una pregunta que me gustaría responder sin haberla pensado seriamente.”

Posteriormente, debes pensar en las razones por las cuales no quieres casarte. Identifica si tu rechazo se debe a un temor al compromiso, a que tienes otros planes profesionales o que simplemente el matrimonio no entra en tus planes de vida. Muchas veces es recomendable acudir con un terapeuta para que te ayude a conocer el trasfondo de tu decisión.

Aceptar un rechazo es difícil para cualquiera, así que dale espacio y tiempo a tu pareja. Eso sí, no olvides llamarlo para ver cómo está y preguntarle si puedes hacer algo para que se sienta mejor.

Debes tener en cuenta que el futuro de la relación dependerá de los motivos que diste para rechazar la propuesta. Si argumentaste que era muy pronto para comprometerse, las cosas pueden estar incómodas al principio, pero la relación puede mejorar.

Pero si tu respuesta a su propuesta fue categórica y ambos buscan cosas diferentes en la vida será mejor terminar. De otra manera los dos pueden salir muy lastimados.

Lo más importante en estos casos es la honestidad. Olvídate de inventar excusas o darle largas al asunto.

¿Te has visto envuelta en una situación así? ¿Cómo saliste de ella?

Checa las propuestas de matrimonio más locas de youtube, dando click aquí.
¿Te gustan las emociones fuertes? Conoce los tipos de matrimonio dando click acá.
Fotógrafos de bodas, pueden predecir si un matrimonio va a durar o no, dando click de este lado.