¡Comparte en tus redes!

Pros y contras de usar la copa menstrual

copa_menstrual¿Has oído hablar de la copa menstrual? Es una copa flexible, hecha de látex o silicón de uso médico, que se dobla e introduce en la vagina para que retenga el flujo menstrual y después se deseche.

Sí, sabemos que suena un poco incómodo y tal vez poco práctico, pero un gran número de mujeres alrededor del mundo se han olvidado de los tampones y toallas sanitarias para comenzar a usar la copa menstrual. ¿Por qué?

Aunque te parezca raro, el uso de este pequeño objeto tiene muchas ventajas, entre ellas:

  • Ahorro. Es cierto que debes invertir entre 500 y mil pesos para comprar tu copa menstrual, pero después de ello no tendrás que desembolsar un solo centavo, durante 10 años. Lógicamente, esto representa un importante ahorro, pues no tendrás que comprar toallas o tampones cada mes.
  • Ejercicio. Debido a su tamaño y a que se adhiere herméticamente a las paredes vaginales, puedes nadar o hacer ejercicio mientras estás en tus días,
  • Medio ambiente. ¿Sabías que, al igual que los pañales desechables, las toallas sanitarias y tampones representan un problema para el medio ambiente? En promedio, una toalla sanitaria tarda en degradarse 500 años, así que si no las usas, estarás ayudando a la ecología.
  • Alergias. Las toallas femeninas y tampones contienen blanqueadores y aromatizantes que suelen provocar alergias, resequedad e infecciones vaginales. Si utilizas la copa menstrual, te olvidas de todos estos problemas.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, el uso de la copa menstrual también tiene sus desventajas:

  • Conseguirla. Pese a que en el mundo cada vez es más popular el uso de la copa menstrual, en nuestro país es difícil de conseguir. Como no la venden en las farmacias, tu única opción es comprarla por internet.
  • Tamaño. Dado que no todas las vaginas son iguales, existen copas menstruales de diferentes tamaños. Debes asegurarte de elegir la talla adecuada, pues si es demasiado pequeña, podrías tener un accidente.
  • Practicidad. Jamás debes dejar la copa por más de 12 horas en tu cuerpo, por lo que el ritual de vaciarla y volverla a colocar puede ser poco práctico si estás fuera de casa. Toma en cuenta que cada vez que la vacías, debes lavarla muy bien con agua y jabón.
  • Incomodidad. Tardarás un poco en aprender a retirarla correctamente, y lo más seguro es que el vacío que se forma en tu vagina te resulte incómodo.
  • Esterilizar. Al término de cada periodo debes esterilizar tu copa menstrual, de otra manera corres el riesgo de tener una infección o desarrollar alguna enfermedad.

¿Te animas a probarla?