¡Comparte en tus redes!

¡Protege a tus hijos del grooming!

Las nuevas tecnologías, redes sociales, e internet en general han traído grandes beneficios a la humanidad. Hoy en día es fácil mantenerte en contacto con amigos y familiares, aunque estén del otro lado del mundo.

Sin embargo, la inmediatez de la comunicación y el anonimato reinante en las redes sociales también han abierto las puertas a toda una serie de delitos, cuyo principal objetivo son los niños.

Uno de los mayores riesgos que corren nuestros hijos en internet es el de ser contactados por desconocidos, con el propósito de obtener fotografías de índole erótico o pornográfico, y hasta preparar un futuro encuentro sexual con el menor.niños-tablet ok

Ese delito cibernético es conocido como grooming y cada día es más frecuente. De acuerdo con cifras oficiales, en México, al menos uno de cada siete menores de edad ha recibido solicitudes sexuales, en su mayoría, de adultos que se hacen pasar por sus amigos en redes sociales.

Se calcula que de los 52 millones de cibernautas que hay en nuestro país, al menos 12 millones son niños y adolescentes. El problema es que 80% de estos menores aceptan a desconocidos en sus redes sociales y 43% habla con ellos.

De hecho, hace apenas unos meses Facebook reveló que entre sus usuarios habían detectado al menos 80 millones de perfiles falsos, creados para entablar algún tipo de comunicación con niños y adolescentes.

Para obtener las imágenes y favores sexuales de los niños y jóvenes, los groomers deben ganarse su confianza, por lo que les ofrecen comprensión y consejos, brindan atención y hasta les dan regalos y llevan de paseo. En la mayoría de los casos se valen de su posición y reputación profesional para deslumbrarlos.

Tras establecer un vínculo con el menor, los grommers o acosadores, se enfocan en obtener más datos personales y de contacto del niño. Poco a poco lo seducen y provocan con mensajes e imágenes pornográficas, pues su objetivo es lograr que el niño realice actos de índole sexual.

Para evitar que el niño o adolescente los denuncie, estos adultos suelen usar el discurso de “es nuestro secreto”; además de que usan las imágenes y mensajes que el menor pudiera haber enviado para chantajearlo y obligarlo a tener algún encuentro sexual.

Si quieres proteger a tus hijos del grooming es importante que:

  • Controles el acceso a internet y supervises las páginas que visita.
  • Mantengas un diálogo abierto con ellos. Privilegies la confianza y los concientices sobre los peligros que pueden correr en la red.
  • Instala un software de control parental en su computadora y dispositivos de acceso a internet. Así podrás seguir de cerca su comportamiento en la red y evitar que se metan en problemas.
  • Explícales que no deben aceptar a extraños en sus redes sociales y mucho menos proporcionar datos personales e imágenes.

Si tu hijo se ve envuelto en una situación delicada, no dudes en denunciar al acosador.