¡Comparte en tus redes!

Qué puedes hacer cuando las cosas van mal

Armando FrancoEl otro día recordé una entrevista de radio que escuché y que me llamo mucho la atención. En ésta, entrevistaban a una señora que da conferencias y consejos a la gente. Y ella le decía al auditorio el que no valía la pena preocuparse y estresarse por dinero, que la vida estaba llena de cosas bellas, mucho más importantes que el aspecto económico y para mí fue inevitable soltar una fuerte carcajada, ya que yo sé, que esta señora pertenece a una familia muy rica y poderosa. Y pensé que ella hablaba de su realidad, claro que ella jamás en la vida se a preocupado por falta de dinero. Así como este consejo, continuamente escuchamos a personas que se dedican a dar cursos de motivación y desarrollo personal, expresando hermosos consejos y opiniones acerca de la vida. ¿Pero qué hacer cuando te sientes atrapado? Cuando hagas lo que hagas, e intentes lo que intentes, las cosas no avanzan y a veces al contrario, se ponen peor; creando la sensación de que vas nadando en contra de una fuerte corriente, o que tratas de salir de una arena movediza, en la cual, entre más te mueves, más te hundes. Pensando en esto, decidí escribir este artículo.

En ocasiones en contra de toda nuestra planeación, las cosas se ponen difíciles. Y es importante comprender, el que así es la vida. No todos los días son soleados, a veces llueve y en ocasiones se desata una poderosa tormenta. En la vida habrá etapas maravillosas en las que todo te sonríe, se te abren las puertas incluso sin tocarlas, se te presentan extraordinarios negocios con riesgos de inversión mínima, tus relaciones humanas fluyen extraordinariamente bien, tu salud es optima y sientes que la vida es maravillosa. Sin embargo, en ocasiones por más previsión y cuidados de tu parte, parecerá que de pronto las cosas se derrumban ante ti sin que puedas detenerlas y sólo experimentarás una gran impotencia.

Pongamos el siguiente ejemplo: Tenemos un grupo de hombres preparados y exitosos, a los que en ningún momento podríamos decirles que sus sueños no se lograran por falta de inteligencia o planeación; Ya que pareciera que todo lo tienen bajo control, pero de pronto por causas ajenas a ellos, explota una guerra, y un ejército enemigo invade su país, les quitan sus propiedades y dinero. Los encierran y obligan a trabajar en campos de concentración, en donde asesinan a sus familiares y los torturan constantemente. Pues esto que parece una historia de maldición y terror es la que muchas personas exitosas de origen Judío vivieron. ¿Qué hicieron mal? ¿Les faltó preparación? ¿Les faltó una buena planeación o motivación? Y la respuesta es no. Es algo que tenían que vivir que se sale totalmente de su control. Quizá sin llegar a ejemplos tan drásticos pero cosas similares a éstas le podrían suceder a cualquiera de nosotros.

En la vida enfrentamos problemas, pero en ciertas ocasiones enfrentamos algo diferente a lo que podríamos llamar misterios. La diferencia consiste en que un problema es algo que podemos resolver, en cambio un misterio no se resuelve y sólo nos queda vivirlo. Si tú estas atravesando por algunos problemas en tu vida, mi recomendación es: serénate y busca una estrategia inteligente para solucionarlos, en cambio si la vida te lleva a experimentar un misterio; por ejemplo la muerte de toda tu familia en un accidente, entonces no te queda más que encontrar la fuerza y la paz interior para pasar a través de esta tragedia.

Te recomiendo el que en plena situación caótica te preguntes: ¿Qué es lo mejor de esta situación? Se que la pregunta te parecerá extraña, ¿cómo que lo mejor? Si todo es terrible. Pero el preguntarte esto te permitirá cambiar totalmente tu enfoque y debes de saber el que tu vida tiende a ir hacia donde mantienes el enfoque; si te centras en puras cosas negativas, pues pobre de ti. Date cuenta que hasta la peor de las situaciones, si eres receptivo, y mantienes una actitud correcta, podrás aprender muchas cosas.

Un punto sumamente importante es el aceptar la situación que estas viviendo y reconocer las emociones que estas experimentando. El evadir no ayuda en nada, ya que así, ni solucionas, ni enfrentas, ni aprendes nada. Te comparto las siguientes palabras de Eckhart Tolle: “Cualquier cosa que pase en el momento presente, acéptala, como si la hubieras elegido, trabaja con ella y no en contra de ella”. Piensa en que todas las experiencias tanto las buenas como las malas nos dejan un conocimiento, y por extraño que parezca son las malas experiencias las que nos ayudan más a crecer como seres humanos y nos hacen mas fuertes y sabios.

Por último te recomiendo que en los momentos mas duros y difíciles de tu vida, trabajes en construir una poderosa y motivadora visión de tu futuro, créala con lujo de detalle y aférrate a ella, esto te dará el oxigeno necesario para mantenerte con vida y seguir luchando; ya que tu poderosa Mente Inconsciente no distingue entre imaginación y realidad y al recrear tu situación deseada con lujo de detalle, despertarás las bellas y poderosas sensaciones de bienestar que resultan de ese hermoso momento.

Armando Franco

Armando Franco